• diciembre 9, 2021

El multifacético Juan Pablo Olyslager

El multifacético Juan Pablo Olyslager

Su pasión es la actuación, pero es socio de algunos proyectos inmobiliarios, tiene sociedades y empresas en el ámbito de seguros y le gusta explorar en diferentes industrias o en inversiones como las criptomonedas. 

Por Milagros Sánchez Pinell

Actor, productor, empresario, viajero y amigo. Ese es Juan Pablo Olyslager, un guatemalteco que aunque piense lo contrario, ya es parte de la historia cinematográfica de su país natal.
En casi dos décadas lleva 21 películas y cinco obras de teatro. Ha filmado en Honduras, Estados Unidos, Perú y Guatemala, entre otros países.

En el 2020, la Asociación Latina de Periodistas de Entretenimiento (LEJA), durante su segundo premio anual: Latino Entertainment Film Awards, lo nominó en la categoría de Mejor Actor junto a los grandes actores de Hollywood: Leonardo DiCaprio, Antonio Banderas, Joaquin Phoenix y Adam Samdler.

En el 2019 fue elegido como Mejor Actor en el Festival de Cine Centroamericano Ícaro y en el Festival Outfest en Los Ángeles, California por su participación en la película Temblores.

Ese mismo año formó parte del elenco de la película “La Llorona” del director, también guatemalteco, Jayro Bustamante, que estuvo nominada a los Globos de Oro.

Si bien estudió Finanzas, en Florida State University, Estados Unidos, su pasión es la actuación. Conoció esta disciplina siendo niño, cuando fue seleccionado para hacer un comercial de televisión. Luego le siguieron otros comerciales, hizo un poco de modelaje hasta llegar al teatro y al cine.

Conozcamos un poco más de Juan Pablo, con quien conversamos, vía zoom desde Guatemala, país que lo vio nacer hace 46 años.

En el 2020, la Asociación Latina de Periodistas de Entretenimiento (LEJA), lo nominó en la categoría de Mejor Actor junto a los grandes actores de Hollywood.

¿Hubo alguna resistencia en la familia por su deseo de ser actor?

Hubo resistencia cuando estaba en el tema de comerciales, era una resistencia sana de mi madre, una mujer dedicada a sus hijos. Le disgustaba que faltáramos a la escuela y lamentablemente para hacer los comerciales tenía que faltar porque se hacían en horario escolar. También hice algunos comerciales un poco atrevidos, entonces, sí había un poco de molestia (ríe). Pero desde que empecé a hacer cine, tuve un apoyo incondicional de parte de mi padre, que en paz descanse, y de mi madre.

¿Desde niño ya se le miraba que tenía madera para ser actor?

Siempre fui un niño inquieto que se fijaba en los detalles. Un niño muy emocional, entonces yo pienso que sí.

¿Dónde se formó como actor?

He aprendido con la universidad de la vida y en cursos en los que me he ido metiendo en Inglaterra, Estados Unidos, Cuba, y Guatemala. En buena parte soy autodidacta, pero también he estado en talleres y cursos en diferentes países alrededor del mundo, pero la experiencia es la que te habla. Yo me considero un tipo bastante resiliente.

En casi dos décadas lleva 21 películas y cinco obras de teatro.

¿Por qué estudiar finanzas si quería ser actor?

Pienso que por influencia del círculo social donde me movía cuando era jovencito. También tuve influencia de mis padres que decían que había que sacar una carrera tradicional y quise llevar ambas cosas en paralelo. Hoy en día agradezco eso, porque hay proyectos de cine o de actuación que yo elijo tomar, sin depender de cuanto me están pagando, porque mi ingreso económico principal es el empresarial en vez de la actuación.

¿Qué le gusta más, el teatro o el cine?

Me gustan las dos. Me encanta lo íntimo del teatro y la reacción inmediata del público porque obtienes una retroalimentación instantánea. En teatro solo hay una toma, hay una adrenalina de la que el cine carece. En cambio, lo que me gusta del cine es que es un espacio más introspectivo, donde tienes que ser más preciso. Como decía un gran maestro de la actuación: si actuar en teatro equivale a una cirugía con bisturí, actuar en cine equivale a una cirugía con láser.

¿Qué debe tener un guión o libreto para aceptarlo?

Profundidad y una historia relevante. A mí me gusta hacer cine para entretener pero también para tocar almas y corazones. Además para hacer una crítica, para alzar la voz de segmentos de la sociedad que nunca son escuchados y a la vez entretener,  pero lo quiero hacer con un material sustancioso.

Si bien estudió Finanzas, en Florida State University, Estados Unidos, su pasión es la actuación.

¿Cuál es la película que marca un antes y un después en su carrera?

Yo diría que son dos, una es VIP, que es la segunda película que hice en mi carrera, y la segunda sería Temblores, que viene a marcar una madurez y hay una mejor comprensión de lo que es el medio audiovisual .

¿Cuál película considera que le dio un reconocimiento masivo y que sintió en ese momento?

Temblores, con ella gané varios premios. Aunque uno trabaja más allá de los reconocimientos, son como palmaditas en la espalda que validan lo que haces. Sentí una gran satisfacción, me hizo creerme todavía más que estoy en el lugar adecuado y que es una carrera para la que nací. ¡Se siente increíble!

¿Qué prefiere ser, protagonista o antagonista de una historia?

Me gustan las dos, pero usualmente ser el antagonista es rico (ríe). Sí te puedo decir que he tenido satisfacciones en ambos casos.

¿Cuándo nació la idea de producir?

Nacó cuando te das cuenta de que a veces necesitas participar activamente en la producción de una película para que esta se lleve a cabo. Me encanta la idea de estar construyendo industria a la par de todos mis colegas en Guatemala, a pesar de que he hecho cine en otros países, pero me encanta el proceso colaborativo que es el cine.

En el 2019 fue elegido como Mejor Actor en el Festival de Cine Centroamericano Ícaro.

¿Cómo ha evolucionado la industria del cine en Guatemala desde que inició su carrera hasta la fecha?

Siento que ha avanzado bastante, prueba de ello es que hay muchas películas premiadas en los principales festivales del mundo. En realidad son coproducciones francoguatemaltecas que han ganado premios en Berlín, Venecia y Cannes, por mencionar algunos. Pero, sí hemos logrado poner, con algunas producciones guatemaltecas y centroamericanas, a esta región del mundo en el mapa.

¿Cuál considera que es su legado como un actor guatemalteco?

Creo que mostrarles a las nuevas generaciones que se pueden dedicar a cosas poco ortodoxas, por lo menos en Guatemala, u oficios diferentes a ser el típico administrador de empresas o ingeniero. También mostrarle a los jóvenes que pueden seguir sus sueños si se lo proponen, sin que suene a cliché.

¿Cómo hace para estar en tantas actividades?

En los negocios me encanta formar equipos de personas muy capaces y competentes que me permitan tomar más decisiones ejecutivas. Eso me da tiempo para hacer otros proyectos que me nutren el alma.

¿Proyectos en camino?

Estoy en bastantes procesos de casting ahorita. Además hay una serie interesante en Guatemala que se está gestando y espero que empiece a rodar pronto.

Etiquetas: actor / actuación / Arte / Cine / Guatemala / Negocios / Teatro

Recomendaciones sobre este tema

¿Cómo llevar su negocio al próximo nivel?

¿Cómo llevar su negocio al próximo nivel?

4 pasos para comercializar sus productos.
Cargill invierte en la región y ratifica su compromiso de crecimiento en Guatemala

Cargill invierte en la región y ratifica su compromiso de crecimiento en Guatemala

Convivencia” es la memoria de responsabilidad social empresarial en la que Cargill recopila las acciones e historias de…
CMI y BCIE formailizan línea de crédito para beneficar a más de 3.000 guatemaltecos

CMI y BCIE formailizan línea de crédito para beneficar a más de 3.000 guatemaltecos

Esta línea de crédito espera apoyar a 61 mipymes y 10 trabajadores independientes, beneficiando a más de 3.600…