Roberto J. Argüello hace una valiosa escogencia

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Creadores de riquezaDestacadas

Roberto J. Argüello hace una valiosa escogencia

Roberto J. Argüello es empresario, banquero y chairman de la revista Vida y Éxito.

Un factor relevante de este libro son las narraciones de cómo Roberto J. Argüello se ha relacionado exitosamente con empresarios importantes del Istmo y con algunos influyentes políticos de Estados Unidos.

Roberto J. Argüello es un valioso centroamericano nacido en Nicaragua, víctima con su familia de las barbaridades de Daniel Ortega y los otros ocho comandantes al triunfar el sandinismo y por ello con sus padres y hermanos debió, como muchos, abandonar su patria en 1979. Se convirtió en banquero y desde Miami ha colaborado con gestionar fondos para mejorar empresas centroamericanas y latinoamericanas. Fundó hace quince años la revista Vida y Éxito, sobre temas empresariales, pero con algún énfasis en las tareas de beneficio social de sus dueños. Acaba de publicar el libro Creadores de Riqueza, para destacar a quienes él considera mejores exponentes del empresariado del Istmo.

Entre los 27 escogidos señala a los guatemaltecos Manuel Ayau, el Muso; Jorge Castillo Love, Flavio Montenegro Castillo, Francisco Sinibaldi y a Prensa Libre, porque “difundir la verdad crea riqueza para todos”, con elogiosas palabras para sus fundadores y a mi persona, lo cual agradezco de todo corazón. Nos conocimos hace muchos años, cuando se convirtió en columnista de este diario, como parte de sus tareas de contribuir a liberar a Nicaragua de los sandinistas, aún no logrado. Por sus contactos en Washington, también ha colaborado discreta pero exitosamente para las buenas relaciones del Istmo con Estados Unidos, una tarea difícil, por complicada y muchas veces incomprendida.

Un factor relevante de este libro son las narraciones de cómo Roberto J. Argüello se ha relacionado exitosamente con empresarios importantes del Istmo y con algunos influyentes políticos de Estados Unidos. Esa relación a nivel personal permite señalar algunas características de su personalidad, con el deseo por crear instituciones de beneficio, ya sea educativo o económico, y este factor aumenta el interés de la lectura. Desde cuando nos conocimos he admirado la constancia, disciplina y entusiasmo por ideas nuevas. Esta vez escoge a los empresarios y señala especialmente sus labores para beneficio del país en otras áreas, a veces no conocidas para la generalidad de los ciudadanos.

Roberto J. Argüello.

La construcción del futuro

La vida de los políticos profesionales de larga trayectoria —no improvisados e incapaces— es motivo de interés cuando ellos escriben sus biografías o plantean nuevas ideas o hacen evolucionar las ya conocidas. Por eso es valioso el libro El Nuevo Comienzo. Volver al pasado o construir el futuro, de Edmond Mulet, pues a su práctica de la política y la diplomacia nacionales une su vasta experiencia internacional como funcionario de primer orden de la ONU. En la coyuntura política local destacan sus horas de vuelo como político de partido ideológico, presidente del Congreso y también periodista en la primera etapa de su carrera. No es común un libro escrito por alguien así.

Señalo algunos de sus criterios. Critica a quienes, con mentalidad de enfoque en el pasado y no en la construcción del futuro “creen que pueden fomentar sin consecuencias la polarización y el odio”. “La enfermedad psicológica del racismo es parte de las ideas del pasado que esclavizan”. Los conquistadores ganaron por las guerras entre q’eqchi’es y kaqchikeles, y agrega que “la división política de los departamentos tuvo el propósito de dividir y debilitar a los grupos indígenas.” Guatemala debe aceptar y aplicar “los principios indígenas como camino para salvar al planeta y por ende a la humanidad, por su cercanía con la Madre Tierra, el agua, los cielos, los animales.”

Respecto de la situación actual del país, dice que “mientras más se polarice entre extrema derecha y extrema izquierda, cuando la pita se rompa vamos a perder todos, ganará esta última y la derecha no va a tener boca con qué hablar. Lo hemos visto en Perú, Bolivia. La democracia es el antídoto contra estos extremos”. Se debe volver a partidos ideológicos en vez de los actuales partidos mercenarios o narcopartidos. Casi al final del libro, indica que preocupa la radicalización ideológica, la demagogia, el populismo barato y los efectos del narcotráfico”. Hay muchos otros criterios plasmados en el libro, valioso relato de experiencias personales, de donde se afianzan, incluido su error de unirse al Partido Humanista.

Fuente: Prensa Libre

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta