Centros comerciales panameños cambian la forma de hacer negocios

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

Centros comerciales panameños cambian la forma de hacer negocios

La experiencia de consumidor será un elemento crucial en su relación con las marcas.

Ahora son los malls son un centro de entretenimiento y convivencia familiar

Los negocios tienen que innovar para seguir vigentes en el mercado, bajo esa regla los centros comerciales de Panamá se dieron la tarea de reinventarse para no quedarse atrás, informa Panamá América.

Ahora el concepto de compras no es lo único que está buscando el consumidor, que son más más informados y prefieren experiencias especializadas en las que puedan compartir con su familia e incluso sus mascotas.

Una de esas innovaciones que se están implementando en los malls es el aceptar a las mascotas, que son un miembro más de la familia. Centros comerciales, como Albrook Mall y Town Center, en Costa del Este, están apostando al pet friendly (mascota amigable), para que las personas puedan llevar sus mascotas al mall bajo ciertas reglas, entre ellas, llevar cadena, kit de limpieza y no tenerlos en el área de food court, entre otros.

Con esta tendencia se busca que las familias pasen más tiempo en el mall y hasta puedan comprar, explicó Nadyi Duque, presidenta de la Asociación Panameña de Centros Comerciales (Apacecom).

Entretenimiento

Los comercios en Panamá no son ajenos al fenómeno de otros países con las caídas en las ventas, debido al aumento en el comercio electrónico, es por eso por lo que han hecho del entretenimiento su fórmula para no desaparecer.

Los centros comerciales son un lugar para compartir.

Para Julián Mosquera, director ejecutivo de la Apacecom, en el futuro próximo, la oferta de los centros comerciales se orientará en un mayor porcentaje en entretenimiento por encima del retail y la gastronomía.

Entre las estrategias están que en la entrada de cada centro comercial se instale un juego grande para llamar la atención de los niños, lo que sin duda lleva a los padres a tener que pagar por su entrada al lugar que van desde US$5 por 20 minutos, presentando facturas de compras desde $20. En caso de no tener factura, el costo por niño será de US$7.

Asimismo se apuesta a evolucionar del viejo food court a la noción del food hall, un lugar donde el cliente podrá tener una vivencia especial.

Fuente: Panamá América

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply