• junio 17, 2022

Asfalto verde, un 1% que hace una diferencia para el ambiente

Asfalto verde, un 1% que hace una diferencia para el ambiente

Uso de plástico reciclado en la elaboración de carpeta asfáltica impulsa el enfoque de la economía circular en el negocio de la construcción e infraestructura vial en Costa Rica.

Sin que la mezcla lo perciba, pero el ambiente sí que lo nota”, explica Javier Apestegui, gerente general de Pavicen, quien señala que esa frase es la que utiliza para explicarle a las personas el enorme impacto que tiene el uso de un 1% de plástico reciclado en la elaboración de mezcla asfáltica, una técnica conocida como “asfalto verde”.

La constructora Pavicen se ha planteado la reducción paulatina de su huella de carbono como parte de lo que considera una evolución obligatoria frente a los retos ambientales de la actualidad. Uno de estos retos es justamente el exceso de plástico disperso en el ambiente, por lo que, a través de su negocio, la empresa constructora ofrece una alternativa ambiental para gestionar este tipo de residuo.

Para Apestegui, tras haber adquirido experiencia en la elaboración de “asfalto verde” es momento de escalar. La empresa ha comprobado en laboratorio que utilizar un 1% de plástico reciclado en la composición de la carpeta asfáltica mantiene la misma calidad, durabilidad y características de una calle o carretera, sin embargo, el ambiente puede percibir un gran beneficio ya que mucho plástico recuperado podría servir como material para la construcción de calles.

Hemos hecho pruebas y hemos hecho calles y también estamos listos para llevar esta propuesta a un nivel superior. La alianza con ecoins nos va a permitir recuperar el material que requerimos para incorporarlo al proceso de elaboración de mezclas asfáltica, utilizando plástico 5 y 6. Por ejemplo, una tonelada de mezcla asfáltica puede recibir 10 kilos máximo de plástico molido; si tenemos en cuenta que un kilo de plástico es aproximadamente el equivalente a 40 botellas de 600 ml, cada tonelada de mezcla asfáltica puede utilizar un aproximado de 400 botellas molidas”, señaló en gerente general de Pavicen.

Un ejemplo puntual del potencial de esta alternativa está dispuesto en el Estadio Ecológico de la Universidad de Costa Rica. Allí, Pavicen colocó una carpeta asfáltica de 4 cm de espesor, por 35 metros de largo y 5.50 de ancho. En ella se utilizaron 18 toneladas de mezcla asfáltica. Dados estos números, en esa carpeta asfáltica se emplearon 180 kilos de plástico, un equivalente a 7200 botellas plásticas de 600 ml, solo para cubrir una calle de 35 metros de largo. Si extrapolamos estos datos a una calle con las mismas características, de anchura y grosor, pero de un kilómetro de distancia, se estaría hablando de la utilización de un peso equivalente en plástico a 205.714 botellas de 600 ml.

Cada tonelada de mezcla asfáltica puede utilizar 400 botellas molidas de 600 ml.

Para Javier Apestegui, la mentalidad de la empresa está encaminada a mitigar y compensar su huella de carbono. “Sabemos que con la experiencia que hemos acumulado podemos brindar un valioso aporte a la conservación del ambiente apoyando los esfuerzos del país en materia de carbono neutralidad, ya iniciamos este camino, pero es necesario perseverar y también que las instituciones y organizaciones comiencen a valorar este esfuerzo en la calificación de compras verdes, de forma que se reconozca el nivel de compromiso de las empresas que ofrecen alternativas sostenibles de calidad”, explicó Apestegui.

En este sentido, el gerente general de Pavicen, señaló que incluso el país ya cuenta con jurisprudencia en este sentido a través de su Ley 9828, llamada: “Uso de materiales reutilizables en Pavimentos y obras de infraestructura vial”. Dicha ley llevaría a empresas de la industria a cumplir con el mandato de que todo proyecto de construcción, reconstrucción, conservación, mantenimiento y rehabilitación ejecutado por el Estado y las municipalidades en las vías nacionales y cantonales utilicen, como mínimo, un 50% del volumen total de insumos constructivos con algún grado de uso de materiales reutilizables.

Como explica su gerente general, a punto de cumplir 44 años de existencia como empresa, Pavicen está apostando a robustecer cada vez más sus estándares ambientales y reforzar su camino hacia la carbono neutralidad y es por eso que las acciones de la empresa no se limitan a la creación de “asfalto verde”.

Como acciones paralelas para la reducción de su huella de carbono, Pavicen también ha adquirido 5 hectáreas de bosque en la región de Acosta. Este terreno lo ha sometido a prácticas de conservación y actualmente la empresa está realizando estudios para identificar el potencial en secuestro de carbono que posee esta área natural.

Adicional a lo anterior, en su planta de San Antonio de Alajuela, Pavicen también hace uso de paneles solares para la alimentación eléctrica de sus oficinas, al tiempo que ha implementado sistemas de iluminación LED que reducen su consumo de energía.

“Nuestro objetivo es que poco a poco, las acciones ambientales que vamos impulsando vayan marcando una tendencia en la industria y los ejemplos de aplicación del asfalto verde que hemos venido desarrollando se puedan replicar a mayor escala”, indicó Apestegui.

Etiquetas: asfalto verde / constructora Pavicen / Costa Rica / ecoins

Recomendaciones sobre este tema

Panamá, Costa Rica, Colombia y Ecuador recibirán US$150 millones para fortalecer el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical

Panamá, Costa Rica, Colombia y Ecuador recibirán US$150 millones para fortalecer el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical

La coalición de apoyo ha sido nombrada “Conectar para Proteger el Pacífico Tropical Oriental”.
Grupo INS: aliado de las micro, pequeñas y medianas empresas

Grupo INS: aliado de las micro, pequeñas y medianas empresas

Como parte de la responsabilidad con la sociedad y con el desarrollo de los sectores económicos de Costa…
Primera graduación de Texas Tech University-Costa Rica

Primera graduación de Texas Tech University-Costa Rica

Tras cuatro años de operación, la universidad estadounidense graduó a sus primeros seis profesionales en Costa Rica.