Crisis en Islandia: cómo la quiebra de una sola aerolínea ha desencadenado una recesión

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaNegocios

Crisis en Islandia: cómo la quiebra de una sola aerolínea ha desencadenado una recesión

Aurora boreal en Islandia.

La debacle de la compañía de bajo costo Wow golpea el sector turístico de este país y arrastrará a su PIB a una caída del 0,4%.

No es frecuente que toda una economía se desvíe por culpa de un solo desastre corporativo. Pero eso es lo que parece haber ocurrido en Islandia. La reciente quiebra de la aerolínea de bajo coste islandesa Wow Air ha supuesto un golpe tan fuerte para la industria turística de Islandia y para la economía en general, que el banco central ha reducido este miércoles su tasa de interés principal en medio punto, hasta el 4%. También anunció que la economía ahora está previsto que se contraiga el 0,4% este año, frente a una estimación previa de crecimiento del 1,8%.

El anuncio deja en claro lo mucho que el fracaso de Wow Air ha afectado a Islandia, que también ha sufrido una temporada de pesca desastrosa. La aerolínea ayudó a convertir el turismo en la mayor fuente de ingresos de este pequeño país, alimentando un auge que sacó a la nación de su colapso financiero de hace más de una década. La desaparición de la compañía en marzo supuso un abrupto final a ese fervor.

Aurora boreal en Islandia.

El turismo en Islandia ha crecido a marchas forzadas, impulsado por atracciones como la aurora boreal, pero también por nuevas modas como las rutas que recorren los paisajes que se han popularizado a raíz del éxito de la serie Juego de Tronos. El Parque Nacional de Thingvellir y la ladera del glaciar junto al volcán Eyjafjallajökull fueron algunas de las localizaciones por las que los protagonistas de la ficción pasearon en varias escenas de la serie. Sin embargo, el sector turístico se vio abruptamente afectado por el colapso de la aerolínea Wow Air, a lo que se añadieron los problemas de su competidora Icelandair: tuvo que dejar en tierra los aviones Boeing 737 MAX que opera tras el accidente mortal de Ethiopian Airlines a principios de marzo.

El banco central dijo que ahora espera que la economía se contraiga un 0,4% este año a partir de su pronóstico de febrero de un crecimiento del 1,8%. El crecimiento del PIB para el próximo año se ve ahora en un 2,5% de un pronóstico anterior de 2,8%, dijo el banco central. “Este deterioro en la perspectiva se debe principalmente a una contracción en el turismo y a la reducción de las exportaciones de productos marinos debido a la falla de captura de capelán”, dijo.

Al igual que otros operadores europeos fallidos, Wow había estado luchando para hacer frente a los costes de combustible fluctuantes y al exceso de capacidad en la industria. Las múltiples rondas de conversaciones con posibles inversores al final no les llevaron a un rescate.

Más desempleo y subida de precios

El banco central dijo ayer que el “deterioro de las perspectivas económicas ha provocado que las perspectivas de inflación cambien notablemente en un corto período de tiempo”. El banco revisó el martes su pronóstico de desempleo para este año a 3,9% desde el 3,1%, mientras que pronostica que la inflación alcanzará un máximo de 3,4% en 2019, antes de conseguir bajar hacia la meta de 2,5% en los próximos dos años.

La corona islandesa cayó un 0,6% hasta 138,7 por euro en la mañana del miércoles. No es la primera depreciación: la moneda ha bajado un 3,7% este año.

El Gobierno ha señalado que podría intervenir para ayudar a la economía. Ha pasado los últimos años reduciendo la deuda, mientras que el banco central ha estado engordando sus reservas de divisas. “Aunque la contracción económica será un desafío para los hogares y las empresas, la economía es mucho más resistente que antes”, aseguró el banco. “Además, la política monetaria tiene un margen considerable para responder a la contracción, en particular si la inflación y las expectativas de inflación permanecen cercanas a la meta, como se prevé actualmente”.

La aerolínea Wow anunció su quiebra el 28 de marzo, tras no lograr un acuerdo con los inversores para inyectar capital nuevo en la operadora. “Se nos ha acabado el tiempo y, lamentablemente, no hemos podido asegurar financiación para la empresa”, dijo entonces el presidente Skuli Mogensen en una carta a los empleados. “Nunca podré perdonarme a mí mismo no haber actuado antes”, añadió. Mogensen trabajó durante meses para salvar a la aerolínea que fundó en 2011, buscando tratos con posibles rescatadores, incluyendo como su rival de mayor tamaño Icelandair y la firma estadounidense de capital privado Indigo Partners. Sin embargo, no consiguió un acuerdo a tiempo y el Gobierno dijo que no usaría el dinero de los contribuyentes para un rescate.

Junto con Icelandair, Wow desempeñó un papel clave en el auge del turismo en Islandia durante 10 años. La aerolínea trasportó a 3,5 millones de pasajeros el año pasado. Ya cuando quebró, se anunció entonces que se preveía una caída de turistas a Islandia en 2019 por primera vez en 10 años, según avanzó el operador del Aeropuerto Internacional Keflavik.

Fuente: El País

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply