Costa Rica podría ser el primer país, en desarrollo, en ser declarado libre de cáncer de cérvix

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de VidaSalud

Costa Rica podría ser el primer país, en desarrollo, en ser declarado libre de cáncer de cérvix

La Agencia Costarricense de Investigación Biomédica, ACIB, en colaboración con la CCSS ha liderado investigaciones sobre el tema, con impacto mundial.

La Caja Costarricense de Seguro Social ha implementado la vacunación contra este cáncer y está introduciendo nuevas metodologías de tamizaje.

Tras el reciente anuncio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de implementar a nivel mundial, una estrategia de eliminación del cáncer de cuello uterino como problema de salud pública, expertos de ACIB llaman la atencián sobre el enorme potencial que tiene el país, de convertirse en la primera nación en desarrollo, que logre cumplir con este cometido.

De acuerdo con el Dr. Rolando Herrero, director Científico de ACIB y, durante muchos años, colaborador de la OMS y del Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos, “las condiciones están dadas, gracias a nuestro sistema de salud y a la trayectoria en investigación que tiene Costa Rica sobre este tema que inició desde el año 1985, cuando se iniciaron los primeros estudios en el Proyecto Epidemiológico de Guanacaste, hoy convertido en ACIB”.  Estas investigaciones fueron esenciales para demostrar que el Virus de Papiloma Humano (VPH) es la causa del cáncer de cérvix, definir su historia natural, investigar los mejores métodos de detección y más recientemente demostrar la eficacia de la vacuna contra el VPH.

A este esfuerzo, se suma el estudio ESCUDDO, también de ACIB, el cual se encuentra en marcha actualmente y busca determinar que una sola dosis de la vacuna es suficiente para prevenir este virus, así como los efuerzos de la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS, que desde el año 2019 implementó la vacuna contra el VPH, para niñas de 10 años y está en proceso de introducir la prueba de VPH para sustituir la citología en la detección temprana del cáncer de cérvix

“El cáncer de cuello uterino, es un cáncer que el mundo puede realmente eliminar y es hora de hacerlo” según el Dr. Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y a esta posición se sumaron 194 países que decidieron colectivamente poner fin al sufrimiento innecesario, causado por un cáncer que es prevenible y curable.

La Agencia Costarricense de Investigación Biomédica, ACIB, en colaboración con la CCSS ha liderado investigaciones sobre el tema, con impacto mundial.

Metas a cumplir

La estrategia de la OMS busca para el año 2030, el cumplimiento de las siguientes metas:

  • 90% de las niñas al cumplir 15 años, estén vacunadas con la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano.
  • 70% de las mujeres examinadas antes de los 35 años y nuevamente antes de los 45 años, mediante una prueba de alta precisión.
  • 90% de las mujeres diagnosticadas con cáncer de cuello uterino, reciben tratamiento (90% de las mujeres con lesiones precancerosas y 90% de las mujeres con cáncer invasivo).

En la estrategia, también se destaca que la inversión en las intervenciones para alcanzar esas metas, puede generar considerables beneficios económicos y sociales. Se estima que por cada dólar que se invierta en la estrategia hasta 2050 y más allá, volverán a la economía US$ 3,20, gracias al aumento de la participación de la mujer en la fuerza de trabajo. La cifra se eleva a US$ 26, si se consideran los beneficios que reporta la mejora de la salud de las mujeres a las familias, las comunidades y las sociedades.

El cáncer de cuello uterino, es una enfermedad que se puede prevenir. También se puede curar, si se detecta a tiempo y se trata adecuadamente. A pesar de ello, es el cuarto cáncer más común entre las mujeres de todo el mundo.

Si no se adoptan medidas adicionales, se prevé que la cifra anual de nuevos casos de cáncer de cuello uterino en el mundo, aumente de 570.000 a 700.000 entre 2018 y 2030, y que la cifra anual de muertes aumente de 311.000 a 400.000 (según datos de la OMS). El número de casos nuevos de este cáncer, es casi el doble en los países de ingresos bajos y medianos, y sus tasas de mortalidad son tres veces superiores a las de los países de ingresos altos.

De acuerdo con la Dra. Carolina Porras, directora de ACIB, “Costa Rica ya ha dejado un gran legado y este será aún mayor, si aprovecha las herramientas y condiciones del país, para que las niñas que nazcan hoy, vivan en un mundo libre de esta enfermedad”.

 

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta