• septiembre 28, 2022

Cada costarricense desperdicia 72 kilos de alimentos al año

Cada costarricense desperdicia 72 kilos de alimentos al año

Nutricionistas instan a planificar, utilizar todos los alimentos y usar los sobrantes para hacer abono orgánico.

En la celebración del Día Internacional de la Concientización de la Pérdida y el desperdicio de alimentos, Costa Rica muestra un panorama gris, según cifras del de Centro de Investigación en Economía Agrícola y Desarrollo Agroempresarial de la Universidad de Costa Rica, el país desecha una tonelada de alimentos al día en total y cada persona 72 kg por año.

Nancy Solano, vocera del Colegio de Profesionales en Nutrición (CPN) señala que la pérdida de alimentos sucede por prácticas inadecuadas en los primeros eslabones de la cadena agro-productiva (siembra, cosecha, producción, almacenamiento y transporte) y el desperdicio de alimentos sucede principalmente en la última parte de la cadena, la que le corresponde al consumidor final.

Su criterio es que los gases de efecto invernadero se incrementan en las cadenas de valor agroalimentarias especialmente, mientras que el desperdicio de alimentos se da en la comercialización y el consumo generando metano, un potente gas de efecto invernadero que tiene 84 veces el poder de calentamiento del dióxido de carbono de un periodo de 20 años.

En este sentido la vocera del CPN señala que disminuir la pérdida y desperdicio de alimentos es prioritario para transformar los sistemas alimentarios y mejorar la eficiencia del uso de los recursos naturales, mitigar el cambio climático y fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional.

Esta tarea es una responsabilidad entre todos los actores de la sociedad, destacando las municipalidades que representan un eslabón de acción muy importante en la generación de conciencia en el consumidor, así como los diferentes actores del sistema alimentario local.

Solano, destacó que un ejemplo de esto lo constituye la Municipalidad de Cartago, donde se desempeñan actividades de educación para realizar compostaje en casa y mejorar hábitos de consumo alimentario en dirección de una alimentación sostenible y saludable.

Disminuir la pérdida y desperdicio de alimentos es prioritario para transformar los sistemas alimentarios y mejorar la eficiencia del uso de los recursos naturales.

Como consumidores, estas corresponden a buenas prácticas para disminuir el desperdicio de alimentos en nuestros hogares y de igual manera, mejorar nuestra alimentación:

Planificar la compra: Pensar en un menú semanal y realizar las compras suficientes a partir de esto, tomando en cuenta la caducidad de los productos y esto permite que en el almacenamiento se disminuya la pérdida.

Aprender a comprar: Es importante saber la diferencia entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente. La fecha de consumo preferente refiere a la fecha máxima en que los alimentos mantienen sus propiedades y características si no ha sido abierta. La fecha de caducidad en productos perecederos se refiere al momento en que deja de ser seguro para consumirlo. Por otro lado, en la compra de frutas y vegetales en los anaqueles, usualmente no se eligen aquellos que se consideran ¨feos¨, principalmente porque no tiene la forma usual del alimento, aunque aún conserven sus propiedades físicas y nutricionales intactas. Por lo cual es importante saber que podemos adquirir estos alimentos y evitar su desperdicio.

Cocinar aprovechando todo el alimento: Cuando cocinamos la remolacha, por ejemplo, podemos utilizar sus hojas para prepararnos luego un batido verde. Es decir, aprovechar al máximo todo lo que nos dan los alimentos para disminuir el desperdicio.

Monitorear las porciones servidas: Al momento de comer, es importante estar conscientes de lo que nos servimos en el plato de acuerdo con nuestro nivel de saciedad y nuestras necesidades, con el fin de que no dejemos alimento sobrante en el plato.

Preservar los alimentos: Es recomendable congelar los productos frescos y los restos de comida antes de que se descompongan. Si ordena en un restaurante y no se come todo, pida que se lo empaquen para llevar lo que no se comió.

Compost nutritivo: Si tiene una huerta en casa puede fabricar un compost como abono orgánico, a partir de la degradación de alimentos naturales de desecho. Por ejemplo, el uso de trozos de fruta, verdura, cáscaras de huevo en polvo, cáscaras de frutos secos, semillas de frutos como melocotón, aguacate, entre otros.

Etiquetas: compostaje / Costa Rica / desperdicio de alimentos / pérdida de alimentos

Recomendaciones sobre este tema

Costa Rica será sede de encuentro global de Zero Waste y economía circular

Costa Rica será sede de encuentro global de Zero Waste y economía circular

Según el Banco Mundial los residuos a nivel mundial crecerán hasta un 70 % para 2050, a menos…
AC Hotels by Marriott abre su segundo hotel en Costa Rica, el AC Hotel by Marriott Heredia Belen

AC Hotels by Marriott abre su segundo hotel en Costa Rica, el AC Hotel by Marriott Heredia Belen

AC Hotels by Marriott, la marca de estilo de vida basada en el diseño que forma parte de…
Costa Rica: Sede de Reunión Internacional sobre El Hidrógeno

Costa Rica: Sede de Reunión Internacional sobre El Hidrógeno

21 países miembros y la Unión Europea conforman la Asociación Internacional del Hidrógeno y las Celdas de Combustible…