Aprenda los 7 pasos para cambiar una llanta

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Estilo de Vida

Aprenda los 7 pasos para cambiar una llanta

Las llantas tienen un tiempo límite de vida y pueden sufrir daños durante su funcionamiento, por lo que es sumamente importante revisarlas periódicamente.

Las llantas son uno de los componentes de seguridad más importantes de un vehículo, ya son el único punto de contacto con la carretera. Ante un incidente en carretera es trascendental saber cómo cambiar una llanta de manera correcta.

Por esta razón, los expertos de Bridgestone, le brindan la siguiente guía para ante una ponchadura de la llanta, pueda cambiarla sin problemas:

“Antes de empezar con el cambio, prepare los materiales necesarios; la llanta de repuesto, una cuña, es decir algo que imposibilite el movimiento del vehículo y colóquelo en una de las llantas (puede ser un pedazo de madera, una piedra), una llave cruz y una gata para elevar el vehículo.  Tome en cuenta que si se va a cambiar la llanta delantera se debe colocar la cuña en la parte trasera y si se va a cambiar la llanta trasera, hay que colocarla en la delantera. Recuerde siempre aplicar el freno de estacionamiento” mencionó José Andrés Acosta, gerente de Car Club Firestone.

Pasos para el reemplazo de la llanta:

1.Busque un lugar seguro para estacionarse, lo ideal es que sea una superficie plana para que el vehículo no resbale, con el freno de mano debidamente puesto y una marcha activada (velocidad).

2. Afloje la presión de los “tornillos” con la llave de cruz y gírelos en sentido contrario a las manecillas del reloj. No se deben quitar, solamente aflojar.

3. Levante el vehículo con la gata, esta se coloca en unas guías que puede encontrar debajo del chasis.

4. Retire los tornillos y guárdelos en un lugar seguro.

5. Remueva la llanta de su posición.

6. Coloque la llanta de repuesto y empiece a atornillarla, los tornillos se deben colocar y apretar en forma de equis para evitar que el neumático se mueva.

7. Finalmente, se baja el auto nuevamente al suelo y se termina de presionar los tornillos con la llave de cruz.

“Cambiar una llanta por cuenta propia es una tarea bastante sencilla si se conocen los pasos y se tienen las herramientas adecuadas para la ocasión. Además de saber este proceso, el conductor debe tener presente que las llantas tienen un tiempo límite de vida, es decir, deben revisarse periódicamente para asegurarnos de que estén en buen estado y así nos aseguramos la reducción de posibles incidentes en carretera”, agregó Acosta.

Aunque nunca se haya cambiado un neumático, si se tiene el conocimiento básico y necesario para hacerlo, resulta más sencillo de lo que piensa y además se ahorra el tiempo de llamar a los especialistas que se encargan de atender en carretera.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta