Revistas de Economía y Negocios en América Central

Revista Digital en Centro América

DestacadasFinanzasNegocios

Use el crédito con responsabilidad

Las tarjetas de crédito son un buen medio de pago; claro, siempre y cuando se usen de forma inteligente; de lo contrario, se pueden volver una pesadilla.

“Hay un crecimiento sostenido de un 5% interanual en el volumen de compras, según Reportes de Visa Guatemala. Esto refleja que muchas personas utilizan este medio de pago como instrumento de crédito y como un sustituto del efectivo. Las transacciones por consecuencia también crecen cerca del 8% promedio anual. Estos crecimientos reflejan que la red de comercios en el país ha crecido en la aceptación de este medio de pago”, comenta Jorge Mario Ruiz, director de Banca de Personas de Banco Promerica de Guatemala.

Para Roberto Vila, responsable de Comunicación para México y Centroamérica de Mastercard, el uso de las tarjetas es diferente en todos los países de la región.

“Para Mastercard, el sistema financiero tiene esta gran oportunidad de hacer un salto cuántico con los medios de pago electrónicos y promover una bancarización más allá de los límites actuales. Esto sería posible a través del fortalecimiento de la aceptación de tarjetas y de pagos electrónicos. Por eso trabajamos con varios actores para desarrollar estrategias efectivas de aceptación”, añade Vila.

Uso correcto

La tarjeta de crédito es una herramienta para llevar por buen camino las finanzas personales y del hogar.

“Este medio de pago brinda muchos beneficios, como el financiamiento en alguna emergencia. Hay que tomar en cuenta que la línea de crédito otorgada en la tarjeta no es una extensión del salario y que lo recomendable es que las compras o gastos que se realicen se deben pagar en la fecha de pago que corresponde”, añade Ruiz.

Asimismo, el límite de crédito que se le otorga depende del récord crediticio. “Las deudas surgen cuando el cliente no logra cubrir los pagos correspondientes de forma puntual. Por ello es importante conocer la capacidad de pago, que permita cubrir las obligaciones mensuales”, apunta el director de Banca de Personas de Promerica.

Cada vez que un tarjetahabiente usa su tarjeta debe tener presente que el dinero que se gasta es un préstamo de la entidad bancaria. Por eso, cuando no se paga todo el estado de cuenta, se generarán intereses, dice Vila.

También se debe ser responsable con el número de tarjetas de crédito que se tiene. En promedio, las personas tienen entre tres y cuatro tarjetas.

“Lo recomendable es que se maneje las tarjetas de acuerdo con su capacidad de pago y que le permita mantener sus finanzas en orden. Promovemos que la gente organice sus finanzas. Una forma es ordenando sus pagos junto a un presupuesto”, explica Edwin Céspedes, director de Medios de Pago de Davivienda.

Recuerde, las tarjetas de crédito son una buena herramienta de financiamiento siempre que las use inteligentemente.

Deja un comentario