• junio 27, 2022

La Estufa de Estefanía Argeñal

La Estufa de Estefanía Argeñal

Empezó su negocio en la cocina de sus padres y en julio abrirá su primera pastelería, donde ofrecerá postres y café de calidad.

Por Milagros Sánchez Pinell

Desde pequeña Estefanía Argeñal sabía que le encantaba hacer postres, pero un día, investigando sobre cómo hacer las mejores galletas del mundo, descubrió que debía dejar sus estudios de administración de empresas para convertirse en una chef profesional.

Actualmente es la creadora de la marca “La Estufa” que ofrece una variedad de postres sin gluten, sin harina procesada y sin lácteos y azúcares refinados. Priorizando siempre la creatividad, excelencia y mejor calidad.

Este emprendimiento que crece a pasos firmes abrirá su primera pastelería a finales del mes de julio en Managua, Nicaragua. Un proyecto que tiene emocionada a esta joven nicaragüense de 28 años, graduada en Ciencias Gastronómicas y Artes Culinarias con Especialización en Innovación y Vanguardia Culinaria en Basque Culinary Center en Donostia, San Sebastián, España.

“Siento que La Estufa es una representación de mí. De lo que me gusta y de lo que valoro. Incorporo mi creatividad y mi pasión en los postres, en el desarrollo de la marca, en los empaques y en los detalles. Es decir, incorporo mis pasiones en un solo concepto”, indicó.

Según la chef, en su nueva pastelería, donde espera innovar, ofrecerá postres saludables y sabrosos con su toque personalizado.

“Con el tiempo he ido creando el estilo de mis postres y dándole más personalidad e identidad a la marca. Postres de los que me siento orgullosa de hacer y de servir, con ingredientes de la más alta calidad, haciendo todo fresco, todos los días y desde cero”.

La Estufa, una marca que nació en la cocina de los papas de Estefanía, es el resultado de una emprendedora de corazón que se caracteriza por tener una mente creativa, soñadora, apasionada y determinada, pero que a su vez es guiada por la intuición.

Un currículum de calidad

A Estefanía también la respalda una vasta experiencia en las artes culinarias. Su primer trabajo, siendo estudiante, fue en un restaurante donde aprendió el ritmo de trabajo que se requiere en una cocina de verdad. También laboró en un café como la responsable de cocina y la encargada del menú de desayunos, donde creaba y elaboraba toda la repostería, destacándose sus deliciosos rollos de canela.

Además, como parte de los requerimientos de su carrera, Estefanía realizó prácticas profesionales en Madrid en la pastelería francesa Mama Framboise  y en el restaurante mexicano de una estrella Michelín, Punto Mx.

En Chicago trabajó en Alinea, un restaurante de 3 estrellas Michelín, experiencia que cataloga como un “momento wow” por todo lo aprendido y porque tuvo la oportunidad de conocer a Mike Begale, quién fue el chef ejecutivo y la mente creativa de muchos platos icónicos del restaurante.

Además de lo anterior, trabajar en Alinea fue un sueño que un día tuvo, sin imaginarse que años después estaría sobresaliendo en la cocina de dicho restaurante.

“Ha sido la mejor experiencia que he tenido, sin duda. La más retadora también, pero fue muy gratificante. Jamás había presenciado tanta presión, tanta organización, disciplina, el trabajar en equipo y estar con personas que celebran tanto la creatividad”, expresó.

Durante su último año de la carrera también trabajó con la marca de Surf Roxy en la creación y apertura en Niza, Francia de un nuevo concepto de restaurantes, bajo la mentoría de la chef Dominique Crenn, primera mujer en tener 3 estrellas Michelín en el mundo.

Antes de mudarse a Niza, realizó una pasantía en Atelier Crenn, restaurante de 3 estrellas Michelín de la chef Crenn en San Francisco, California.

Sin embargo, una vez en Francia, el chef Mike Bagale la invitó a formar parte de un nuevo proyecto que desarrollaba en Tulum, México. “Ese era literalmente mi sueño. Sin pensar mucho, renuncié y al mes de esa invitación me mudé de Niza a Tulum”.

Lamentablemente, el proyecto se canceló como consecuencia de la pandemia del COVID-19 y Estefanía regresó a Nicaragua. Aunque volver a su país era su última opción, terminó convirtiéndose en una inspiración para emprender.

“Ser emprendedora me da mucha libertad creativa. Va de la mano con mi crecimiento personal. Soy una persona super introspectiva, observadora y reflexiva. ¡Cuestiono todo! Entre más trabajo en mi misma más se refleja en mi negocio. Entre más me expando, mi negocio se expande. Creo que invertir en mi misma es la mejor inversión para mi negocio y para mis clientes”, expresó la joven chef.

Aunque cuenta con el apoyo de dos personas más en el negocio, Estefanía hace de todo. Ella está involucrada en la producción del día a día, en la compra de insumos y materia prima, en los temas contables y de costeo, en la parte creativa para desarrollar nuevas recetas, en la supervisión de su equipo y hasta en atender pedidos.

“Tener experiencia en restaurantes de alto nivel me ayuda a aplicar en mi negocio: organización y rendimiento.  También el estar acostumbrada a trabajar por muchas horas, me ha ayudado a sacar adelante mi negocio sola y con un equipo pequeño. He aprovechado al máximo cada recurso que tengo. Empecé con la mínima inversión”, dijo.

El chocolate oscuro en sus recetas

Por otro lado, nuestra experta chef define su estilo como “cocina consciente” porque trata de crear recetas naturales y buenas para su clientela.

Para Estefanía el arte de cocinar bien radica en “cocinar con intención, dominar las técnicas y respetar siempre el producto”.
Un ingrediente que distingue muchas de sus creaciones es el chocolate oscuro. Este componente del mundo dulce es su favorito porque considera que es más sano y es una materia prima local.

En tanto, el balance de los sabores, la intención del uso de cada ingrediente y las texturas, son tres componentes muy importantes en un plato, según Estefanía.

“Todo tiene que aportar algo y hacer sentido para lo que se quiere transmitir. Creo que las texturas son un elemento súper importante también. Es el medio por el cual experimentamos un sabor o un componente del plato en boca”, dijo.

Antes de finalizar la entrevista, Estefanía recalcó su frase “nunca te conformes”. E insistió en recomendar, con base a su experiencia, el saber escuchar  la voz interior y seguir la intuición.

“Si tienes un sentimiento dentro de vos que te dice que hay más, escúchalo y síguelo. Eso te va a guiar a las cosas más increíbles y a experiencias que nunca te imaginaste. Tu intuición sabe lo que es para vos y te llama a seguirla. A mí me ha guiado en todas las experiencias vividas como cambiarme de carrera, mudarme de un lugar a otro y a tomar las decisiones más importantes en mi negocio”, concluyó.

Etiquetas: chef / cocinera / managua / Mujer / Nicaragua / pastelera / Roaring 20

Recomendaciones sobre este tema

¿A qué sabe Nicaragua?

¿A qué sabe Nicaragua?

Sabores auténticos, deliciosos ingredientes que se fusionan y dan vida a recetas increíbles y pasión por la buena…
Los estampados y textiles 3D de Verónica Angel

Los estampados y textiles 3D de Verónica Angel

Con tan solo 21 años lanzó su marca como diseñadora de moda.
Presentan obra de la artista Maruca Gómez en Nicaragua

Presentan obra de la artista Maruca Gómez en Nicaragua

El evento inaugural estuvo presidido por Patricia Gurdian de Ortiz, Ramiro Ortiz Mayorga, presidenta y vicepresidente de la…