Asistentes que agilizan los negocios

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasTecnologíaTendencias

Asistentes que agilizan los negocios

Los chatbots son una opción tecnológica que permite agilizar el servicio al cliente sin recurrir a más personal.

A veces sentimos que las horas del día son pocas ante la gran cantidad de labores que tenemos en nuestros trabajos. Y en tiempos de pandemia, con el auge de los sistemas electrónicos, las ventas en línea y las redes sociales, la falta de tiempo es aún mayor.

Sin embargo, existen algunos sistemas que permiten a los colaboradores concentrarse en el giro de negocio y dejar otras tareas a cargo de la tecnología.

Ese es el caso de los chatbots, que son programas informáticos diseñados o programados para mantener conversaciones con una persona, de manera automatizada, a través de un sistema de chat.

“Algunos usan inteligencia artificial para aprender de las interacciones con otras personas e ir mejorando las respuestas que brindan. Actualmente existen chatbots para Facebook, WhatsApp, Twitter, Telegram y sitios web. Muy pronto se estará permitiendo hacer la integración con Instagram, actualmente en proceso”, explica Fabián Vargas, director comercial de la agencia digital Zews.

De acuerdo con Vargas, los chatbots ayudan a agilizar las respuestas repetitivas, especialmente en Facebook. Hablamos de responder preguntas como: ¿a qué hora abren? ¿qué garantía ofrecen? O ¿cuáles son sus políticas de devolución? La gran ventaja es que pueden responder todos los días y a cualquier hora, de modo que la persona se atiende por sí misma (a través del chatbot) y el empresario evita invertir tiempo respondiendo siempre lo mismo.

La tecnología ha avanzado tanto, que algunos sistemas más elaborados pueden cerrar ventas en línea, dar saldos de cuentas e informar sobre transacciones del cliente, entre otras tareas bastante más complejas.

Funcionamiento del chatbot

Se puede decir que es un robot en el sentido de que automatiza las tareas, pero es importante que tengamos claro que se trata de un software, en vez de ser un aparato o un androide. En el fondo, es un “robot” que atiende muchas consultas simultáneamente.

Para el ejecutivo de Zews, es una obligación de los empresarios tener un chatbot, especialmente si reciben varios mensajes al día y, con más razón si esos mensajes son reiterativos en lo que se consulta.

“Hemos automatizado procesos muy grandes, de empresas que venden gran variedad de servicios, pero un flujo o buen diseño del diálogo hace posible que se guíe al usuario hasta que encuentre la respuesta acorde con lo que busca. Es un recurso que está disponible para empresas de todo tamaño”, afirma Vargas.

Por otro lado, los chatbots también ayudan cuando se lanza una campaña de pago o algún concurso, para responder decenas o cientos de comentarios que ingresan de forma concurrente y que, de hacerlo manual, requeriría de muchas personas para soportar toda esa carga.

Deja una respuesta