Teletrabajo y oficina: combinación perfecta para ser productivos

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasRecursos HumanosTendencias

Teletrabajo y oficina: combinación perfecta para ser productivos

Ni 100% en casa, ni 100% en el centro de trabajo, según los expertos lo ideal es alternar ambas modalidades.

A casi un año de la aparición de los primeros casos de COVID-19 y de que el mundo se volviera literalmente un caos por culpa del virus, muchos se preguntan si habrá un regreso a las oficinas o, si por el contrario, la mayoría de empresas optará por el teletrabajo en un 100%.

Sin embargo, según expertos, a lo largo de la pandemia se han podido experimentar diversos escenarios que hoy permiten obtener una conclusión sólida: trabajar en casa unos días y visitar el lugar de trabajo durante otros es la combinación perfecta para beneficiar a los trabajadores y a las compañías.

Una vez que comenzó el confinamiento, laborar desde nuestro hogar resultó muy interesante, pero conforme pasaron los meses y el confinamiento se endurecía, la idea de estar 24/7 en la casa dejaba de ser atractiva, aún así, el pensar en volver de lleno a un espacio laboral tampoco llama la atención.

“Creemos que una modalidad híbrida podría ser positiva para los colaboradores. Varios estudios han revelado que el regreso al trabajo traerá múltiples beneficios en la productividad y el rendimiento de los equipos”, comenta Christian von Breymann, director ejecutivo de Everty Costa Rica.

Formar comités internos será imprescindible para el éxito del proceso. Estarán atentos a que se respeten y cumplan todos los lineamientos establecidos.

Agrega que, si bien la modalidad del home office fue una manera útil de evitar los contagios de Covid-19 en el mundo, algunas compañías han dejado de verlo del todo necesario. Google, por ejemplo, detectó que esta modalidad estaba afectando negativamente a sus ingenieros: una serie de encuestas internas reveló una menor productividad y gestión de trabajo desde que laboran desde casa.

“Es ahí cuando saltan a la vista modelos interesantes, como la modalidad híbrida, que consiste en trabajar uno o dos días a la semana en la oficina y el resto de forma remota. Cada vez más empleadores están recurriendo a esta opción que permite una mayor interacción entre los equipos, cumpliendo eso sí con protocolos de seguridad y distanciamiento para evitar cualquier tipo de contagio”, afirma.

Por etapas

Lo que plantea tomará tiempo, ya que considera que ese regreso a las oficinas, aunque sea bajo un esquema de 3/2, será paulatino porque se requiere de todo un proceso que, incluso, puede desarrollarse por etapas para que sea efectivo, exitoso y lo más fluido posible.

Para el especialista, primero las compañías deberán realizar fuertes inversiones en implementos de limpieza e higiene, así como señalización, acondicionamiento del espacio, tecnología sin contacto para inodoros, grifos, toallas de papel, luces y controles de elevadores, instalación de mamparas de protección, entre otros.

Los equipos deben aprender de la nueva normalidad, las políticas de flexibilidad y la manera de interactuar dentro de la oficina.

También, los espacios deberán cambiar y albergar a una cantidad determinada de personas respetando el distanciamiento social de 1,8 metros, por lo que se tendrán que hacer turnos para altenar a los colaboradores.

En una segunda etapa, afirma, se dará una reconfiguración total de la oficina, se trasladarán escritorios de lugar, se adquirirá nuevo mobiliario que permitas más espacio entre un colaborador y el otro y el acondicionamiento de las salas de reuniones, con mayor ventilación.

“Los cubrebocas, las caretas, los tapetes de sanidad y el gel antibacterial, desde el acceso principal hasta los departamentos, son otros insumos que se deben tener en cuenta. Colocar al alcance del colaborador todas estas cosas minimizan el riesgo de contagio significativamente”, detalla.

Detalles técnicos

El aburrimiento, la baja productividad y las distracciones han proliferado en muchos colaboradores durante el transcurso de varios meses de teletrajo, pero ¿qué pasa con la operación en sí de la empresa cuando sus trabajadores están trabajando en casa en un 100%? ¿Cuáles retos ha experimentado?

Danny Quirós, Market Research Director de NEWMARK Central America, comenta que luego de seis meses, aspectos como la confidencialidad y seguridad de la información, la velocidad y estabilidad de la conexión a internet de cada hogar y la eficiencia y productividad de la fuerza laboral, han evidenciado que el espacio de oficinas seguirá siendo el lugar ideal para trabajar.

Según indica, desde antes de la pandemia, la demanda se ha enfocado en buscar facilidades más eficientes, más flexibles y que cuenten con elementos relacionados con el ahorro energético y la sostenibilidad. Estas cualidades permanecen vigentes durante y después de la crisis actual.

“El regreso ha sido y seguirá siendo conforme a las necesidades de cada empresa. Lo que sí ha sido constante es la necesidad de implementar medidas de bioseguridad para garantizar la salud de los colaboradores, cumpliendo con los protocolos establecidos por cada inmueble y por las autoridades locales”, añade.

El tiempo que tarde este proceso depende de la capacidad de cada empresa en invertir en el acondicionamiento de sus instalaciones para brindar seguridad y confianza en su fuerza laboral, implementando modelos flexibles de trabajo en la oficina combinado con trabajo desde el hogar.

Angie López
el autorAngie López
Editora Vida y Éxito - angie@vidayexito.net

Deja una respuesta