Tecnología y regulación: los retos para la era 5G

Revistas de Economía y Negocios en América Central

TecnologíaTendencias

Tecnología y regulación: los retos para la era 5G

En Costa Rica, Panamá y República Dominicana existen contextos y momentos diferentes que reflejan los desafíos por solventar en este lado del mundo.

En Centro América y el Caribe, el despliegue de las redes móviles de última generación presenta un panorama muy disímil por país, entre la duda y la audacia.

La tecnología 5G es una herramienta de comunicación móvil revolucionaria que marcará el comienzo de la Cuarta Revolución Industrial y cambiará drásticamente la sociedad y la economía del futuro, de hecho, se espera que genere US$13,2 billones en bienes y servicios junto a 22,3 millones de empleos, para el año 2035.

Por su parte, la asociación GSMA Latinoamérica estima que el mercado móvil alcanzará unos 15 millones de conexiones 5G, para el año 2022, en la región; mientras que esta cifra rondaría en 62 millones de conexiones, para el 2025.

Ante este escenario, Centroamérica y el Caribe necesitan avanzar decididamente en su adopción para asegurarse los beneficios económicos y sociales de esta revolución tecnológica.

Para que las redes 5G se establezcan con éxito, un reciente estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) detalla que los gobiernos deben resolver estos cuatro retos, en la región:

En una rápida mirada a la región de Centroamérica y el Caribe: en Costa Rica, Panamá y República Dominicana existen contextos y momentos diferentes que reflejan los desafíos por solventar en este lado del mundo.

Costa Rica, dudas sobre el espectro: en este país, las empresas de telecomunicaciones ya plantearon sus comentarios y solicitudes, en febrero, en una consulta pública realizada por el Gobierno, a fin de explorar el interés de las operadoras en un concurso público para brindar los servicios de 5G.

En esta consulta, las compañías también dejaron claro su interés en diseñar, probar y exportar aplicaciones de Internet de las Cosas (IoT), digitalización y automatización, así como, virtualización de última generación para el mercado costarricense.

Sin embargo, la Superintendencia de Telecomunicaciones alertó que las actuales condiciones de concesión y disponibilidad de frecuencias no son las más óptimas, para las operadoras, debido a que el país cuenta “con un desbalance con relación a la asignación de espectro para la implementación de sistemas IMT”, según el informe de febrero de este año.

Panamá, sin fecha de inicio: la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) puso en pausa los planes pilotos de la tecnología 5G, debido a una serie de reclamos de la población, ante supuestos daños a la salud de esta tecnología.

Sin embargo, aunque los sectores de telecomunicaciones apuntan a que las primeras redes 5G podrían darse para este año, aún existen complicaciones sobre la calidad de la infraestructura existente en este país canalero que podrían frenar el proceso; situación que contrasta con las recomendaciones de entidades, como el BID y el Banco Mundial, sobre la necesidad de decisiones rápidas y decididas para construir una red 5G, en las naciones de la región.

En Costa Rica, Panamá y República Dominicana existen contextos y momentos diferentes que reflejan los desafíos por solventar en este lado del mundo.

República Dominicana, paso decidido: el Gobierno dominicano presentó su agenda de telecomunicaciones, para este año, encabezada por la habilitación de la primera red 5G del país. El anuncio, hecho a principios de febrero, implicó la licitación de las bandas de 700MHz y 3.5GHz, lo cual generó gran interés entre los operadores y colocó a este país por delante de muchas otras naciones latinoamericanas.

La licitación, que se abrirá en mayo y finalizará en setiembre, generará entre US$200 millones y US$300 millones en ingresos, aseguró el representante del Instituto Dominicano de Telecomunicaciones, Nelson Arroyo.

Una vez superada la brecha regulatoria, quedan por sortear las dudas sobre los retos tecnológicos de la infraestructura de este país de la región del Caribe, el cual enfrenta conexiones deficientes en áreas urbanas y cortes de servicio, en ciertas regiones.

La clave tecnológica

Por su parte, las empresas proveedoras de servicios de comunicaciones (CPS, por sus siglas en inglés) se preparan ante la llegada de la tecnología 5G, a los países de Centroamérica y el Caribe, con soluciones basadas en el Internet de las Cosas (IoT), la inteligencia Artificial (IA) y el aprendizaje automático, entre otras, sin embargo, existen aún grandes desafíos.

“Los CSP y las empresas que buscan liberar el poder de 5G se enfrentan a desafíos operativos, por ejemplo, cómo diseñar e implementar una estrategia de infraestructura común, en toda la red, que pueda brindar flexibilidad y automatización en la nube; reducir los costos operativos y permitir la elección de soluciones de un ecosistema de múltiples proveedores”, explicó el gerente comercial de Red Hat para Centroamérica y El Caribe, Juan E. López.

“Aspiramos a crear una plataforma para que nuestros clientes y socios colaboren, innoven y ayuden a transformar la industria de telecomunicaciones de la región, a través de tecnologías abiertas; acelerando, así, la adopción de las redes 5G, brindando soluciones que disminuyan costos de infraestructura y gestión, barreras a la hora de avanzar decididamente en esta competencia”, agregó López, experto de Red Hat, empresa líder en código abierto.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta