La mujer como factor clave en la transformación tecnológica de las organizaciones

Revistas de Economía y Negocios en América Central

TecnologíaTendencias

La mujer como factor clave en la transformación tecnológica de las organizaciones

Para el año 1990 la participación femenina en puesto de alto mando fue de 31,5%, mientras que durante el año 2016 este porcentaje ascendió a un 42,7%

Las mujeres se han vuelto un factor indispensable en la transformación digital, convirtiéndose en un activo esencial en el ámbito empresarial.

Al mismo tiempo, reconocen la trascendencia del trabajo de oficina con un balance entre el crecimiento profesional y familiar, para generar una mejor condición a nivel empresarial para la mujer.

La equidad y diversidad de género siempre serán factores claves y positivos para cualquier negocio, pues poder compartir y debatir diferentes puntos de vista genera un importante intercambio de conocimiento e intereses. Pero ¿En los puestos directivos de las organizaciones sucede lo mismo?

La igualdad de género, no es una iniciativa de responsabilidad social corporativa ni un simple beneficio cultural, es un claro diferenciador estratégico, una fuente de innovación y un sólido generador de ingresos para las compañías. Valorar e invertir en el capital humano es clave para transformar el entorno empresarial. La diversidad y la inclusión femenina es una parte fundamental en la cultura de SAP y todos los esfuerzos que contribuyan a esto es una fórmula ganadora”, agregó Paola Santos, directora de Recursos Humanos de SAP Región Norte de América Latina.

Para el año 2017, las mujeres tituladas en áreas de Ciencia y Tecnología subió a un 11,8, 4 puntos porcentuales más que los hombres.

Según datos de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), demuestra un aumento en las tasas de ocupación de la mujer en puestos gerenciales, profesionales y técnicos en Costa Rica. Para el año 1990 el 31,5% de estos cargos estaban ocupados por mujeres, mientras que en el año 2016 este porcentaje subió a un 42,7%. esto demuestra un importante avance en la representación femenina en la población laboral del país.

Además, a partir del año 2011 los datos reflejados en la plataforma Hipatia, del Estado de la Nación, señalan que para el año 2017 las mujeres tituladas en el área de la ciencia y la tecnología reporta un crecimiento promedio anual de 11,8%, 4 puntos porcentuales más que el género masculino. Según la Unesco, las mujeres representan el 35% de las personas graduadas y el 21% de las personas en puestos de decisión.

Mejora la productividad

Investigaciones recientes han demostrado que la presencia de mujeres en una organización y en puestos ejecutivos han mejora la productividad, la innovación, la dinámica de equipos, los procesos de toma de decisiones, y la salud emocional. Además, las mujeres han sido catalogadas como mejores líderes, esto según los consultores de liderazgo Jack zenger y Joseph Folkman.

Cada vez son más las empresas que están optando por el camino de la diversidad y están tomando esto como una ventaja competitiva en las organizaciones, las cuales han ayudado en el cumplimiento de los objetivos empresariales, así como a sus diversos programas de inclusión.

En la era digital las empresas se esfuerzan por tener una fuerza laboral que refleje el mercado y combine las fortalezas y diferencias para una mayor interacción y relevancia. La diversidad e inclusión demuestra ser invalorable, proporcionando un compromiso y enriqueciendo el entorno de trabajo.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario