Conviértase en un gerente de felicidad

Revistas de Economía y Negocios en América Central

GerenciaTendencias

Conviértase en un gerente de felicidad

Uso de redes sociales es vital en búsqueda de empleo.

El programa tiene como objetivo promover modelos de bienestar organizacional y comprender su implementación en forma integral

La felicidad es clave en la calidad de vida de las personas, tanto en lo personal como en lo organizacional, es por eso que por primera vez en Guatemala, usted tendrá la oportunidad de convertirse en un Gerente de Felicidad, llevando el Programa de Certificación Internacional en Gerencia de Felicidad (Chief Happinness Officer).

El programa, que llega a Guatemala gracias a AC Talentos, BIG Bienestar y Chief Happiness Officer, tiene como objetivo promover modelos de bienestar organizacional y comprender su implementación en forma integral.

La certificación está dirigida a profesionales y ejecutivos de distinta formación académica, que se desempeñen en cargos de responsabilidad en gestión, dirección y/o consultoría, y que buscan aumentar la productividad de sus áreas a través de la construcción de equipos con liderazgos colectivos de alto rendimiento, potenciando el desarrollo de los aspectos positivos de las personas.

Durante el programa, los participantes evaluarán y desarrollarán sus propias habilidades, conocimientos y actitudes gerenciales, ligadas al bienestar humano. Además, de  adquirir una serie de herramientas y métodos que le permitan apalancar estos aspectos en el día a día del quehacer profesional.

El inicio del programa es el 18 de febrero, tiene una duración de 3 meses, con cupos limitados. Más información en https://www.vidayexito.net/certificacion-internacional-en-gerencia-de-felicidad/

 

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply