El dron biplaza EHang 216 hizo su primera aparición en público

Revistas de Economía y Negocios en América Central

TecnologíaTendencias

El dron biplaza EHang 216 hizo su primera aparición en público

El EHang 216 despega de forma vertical impulsado por 16 hélices, cuenta con una autonomía de vuelo de 35 kilómetros, alcanza una velocidad de 130 kilómetros por hora

Al parecer el viajer por el cielo, sin estar en un avión, cada vez está más cerca, con la presentación del  dron biplaza eléctrico no tripulado de la empresa china EHang que despegó en Viena en su primera presentación a la prensa en Europa, informa El Salvador.com

En el ensayo realizado en el césped del Generali Arena la nave ascendió unos 15 metros sobre el suelo, planeó durante unos segundos y aterrizó de nuevo en el centro del campo.

El EHang 216 despega de forma vertical impulsado por 16 hélices, cuenta con una autonomía de vuelo de 35 kilómetros, alcanza una velocidad de 130 kilómetros por hora y cuesta unos 300.000 euros.

Los directivos de la compañía china quieren reducir sustancialmente ese costo cuando el aparato se produzca en serie con la ayuda de su socia, la empresa aeroespacial austríaca FACC.

En el ensayo realizado en el césped del Generali Arena la nave ascendió unos 15 metros sobre el suelo, planeó durante unos segundos y aterrizó de nuevo.

“Desde el aeropuerto de Nueva York hasta Manhattan, un trayecto en helicóptero cuesta US$800, mientras que tomar un taxi vale entre US$70 y US$85  y tarda entre una y dos horas, dependiendo del tráfico”, explicó el presidente de FACC, Robert Machtlinger.

El objetivo es que ese trayecto en taxi volador sea igual de rápido que un helicóptero pero cueste sólo entre US$50 y US$85 , lo mismo que un taxi, confió Machtlinger en una rueda de prensa.

Derrick Xiong, cofundador de EHang, indicó que esta nave pretende revolucionar la movilidad urbana al pasar de las dos dimensiones del transporte terrestre a la tres del viaje aéreo.

“Hemos realizado miles de pruebas en los pasados años para garantizar la seguridad, tanto con tripulantes como sin ellos, en diferentes condiciones atmosféricas”, afirmó.

Para Xiong, el mayor desafío no es la tecnología ni la regulación aérea, sino “cambiar la mentalidad” para que la gente perciba que volar en un dron “es seguro y barato”.

Estos drones funcionan de forma autónoma y el pasajero solo debe seleccionar un destino prefijado -por ejemplo desde la parada del dron-taxi hasta el aeropuerto- para que el vehículo despegue, vuele y lo deje en el lugar elegido.

Fuente: El Salvador.com

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Leave a Reply