El comercio electrónico vive su mejor momento

Revistas de Economía y Negocios en América Central

TecnologíaTendencias

El comercio electrónico vive su mejor momento

Gracias a la popularidad de las redes sociales, el uso de los teléfonos inteligentes y los pagos electrónicos las ventas online siguen creciendo.

La región centroamericana tiene gran potencial para las compras en línea. Las predicciones del sitio web América Retail presagian que, con aproximadamente 70 millones de habitantes y más del 60% de la población utilizando internet, Centroamérica y el Caribe posee el potencial de llegar a gran cantidad de consumidores en línea.

“Se estima que continúe el crecimiento en los mercados más maduros como Panamá, Costa Rica y República Dominicana donde las categorías más significativas, como moda, electrónicos, juguetes, muebles, comida y cuidado personal seguirán repuntando”, establece esa organización.

Noel Pinat, director de Soluciones de SAP para la región Norte de América Latina y el Caribe, indica que en la mayoría de los países la clave para consolidar el e-commerce está basado en poder conectar de manera efectiva y eficiente el front office con el back office.

“Una experiencia de compra memorable no solamente significa que el sitio o app desde donde el consumidor compra se vean bonitos, rápidos y fáciles de usar, sino que además la promesa de cada marca respecto a precio, disponibilidad y tiempos de entrega, se cumplan. Para esto, es clave poder conectar las experiencias en el front office con los procesos de soporte logísticos y de facturación del back office”, añade Pinat.

Con más vacunas administradas cada día en muchos países, los consumidores esperan con ansias un mundo pospandémico. Las experiencias colectivas por las que han pasado los compradores durante el último año han generado nuevos patrones de comportamiento, muchos de los cuales pueden convertirse en una parte permanente de la vida diaria de los consumidores en el futuro, y sin duda el comercio electrónico es uno de ellos.

En 2020 Panamá fue la economía cuyo segmento en línea representó la mayor proporción de las ventas minoristas totales de la región.

El mercado de comercio electrónico en los países de la región centroamericana llegó durante 2020 a US$3.700 millones, cifra que representó un incremento del 40% en relación con el 2019, según la web América Retail, con base en datos de Statista Digital Market Outlook.

Para Pinat, ese incremento de las ventas online se debe a varias razones, entre ellas, el encierro a que se vieron sometidas las economías globales debido a la emergencia sanitaria del COVID-19, pero además, a una tendencia mundial que ya empezaba a ser irreversible mucho antes de la pandemia gracias a la popularidad de las redes sociales, el uso de los teléfonos inteligentes y los pagos electrónicos.

De acuerdo con los especialistas, si bien se esperaba que Guatemala y Costa Rica estuvieran entre los 15 principales países latinoamericanos en términos de ingresos por comercio electrónico en 2020, Panamá fue la economía cuyo segmento en línea representó la mayor proporción de las ventas minoristas totales.

“De todas las ventas retail en Panamá el canal de e-commerce representó alrededor de un 8%, superando incluso a mercados como el brasilero donde el e-commerce representa alrededor del 7,8% del total. El mercado del Caribe representó alrededor de US$1.200 millones en ventas proveniente en su gran mayoría de República Dominicana con cerca de US$900 millones”, explica América Retail.

En 2020 la demanda para conocer y evaluar soluciones de comercio digital se incrementó exponencialmente. “Incluso empresas que antes de 2020 descartaron o pospusieron la decisión de ir a un modelo de comercio electrónico u omnicanal volvieron a preguntar y a pedir urgentemente información, demos y propuestas de plataformas de comercio digital”, afirma el ejecutivo de SAP.

NUEVOS COMPORTAMIENTOS DEL CONSUMIDOR

La primera mitad de 2020 vio cinco años de crecimiento en la participación del mercado en línea en cuestión de semanas.

Tenemos una nueva línea de base para las ventas de comercio electrónico que crecerá hasta 2021 y más allá, reforzada por el aumento de las inversiones en línea y más y más consumidores sintiendo los beneficios de las compras en línea.

Datos del Global Consumer Tracker de Deloitte muestran que 1 de cada 10 consumidores en toda Europa ahora compran alimentos en línea (cerca del 30% en el Reino Unido).

Las líneas entre el hogar y la oficina se han difuminado y el hogar se ha convertido en una oficina, un aula y un gimnasio.

Los patrones de consumo han cambiado con más calorías consumidas en el hogar y un aumento en el gasto en muebles, productos de jardinería y equipos de gimnasio en casa.

Fuente: Tendencias minoristas 2021, estudio de Deloitte

 

karla@vidayexito.net

Deja una respuesta