Cuatro consejos para aumentar la confianza para hablar en público

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasRecursos HumanosTendencias

Cuatro consejos para aumentar la confianza para hablar en público

Mejore la dicción.

Aumentar la capacidad respiratoria y aprender a respirar ordenadamente es una técnica que le ayuda hablar en público

Le da miedo hablar en público, per por su trabajo tiene que hacerle. Le damos cuatro consejos para que lo haga de la mejor forma, según RRHHDigital.com

1. Aprenda a respirar

Cuando tiene que hablar en público por largo tiempo es muy fácil sentir que le falta el aire, especialmente si está nervioso, ya que esa dosis de estrés acelera el pulso, la respiración y puede jugarle una mala pasada.

Aumentar la capacidad respiratoria y aprender a respirar ordenadamente es una técnica que se usa en canto y arte dramático para dar más fuelle a la voz, a la vez que calma y da control.

Un sencillo ejercicio es inhalar en 4 tiempos y exhalar en 4 tiempos durante al menos cinco minutos al día. A medida que se sienta cómodo podrá ir ampliando a más segundos, entre 8 y 10 sería perfecto. Además, le servirá para templar los nervios y concentrarse mejor en lo que quiere decir.

2. Leer en voz alta 

Escucharse a si mismo cuando lee en voz alta le hace tomar conciencia de cómo suena su voz. Trate de leer despacio y comprendiendo las palabras para después cerrar el libro y recordar qué estaba diciendo, lo que le dará una noción del grado de atención que pone en lo que hace y también le ayudará a no acelerarse al hablar y a pensar con más detenimiento lo que quiere transmitir.

3. Mejore la dicción 

Si se atasca al hablar en ciertas palabras, una buena manera de ponerle freno es practicar trabalenguas. Hágalo pronunciando despacio y, a medida que lo domine, dele ritmo pero sin pasarse de velocidad.

Mejore la dicción.

Tanto en el trabalenguas como preparando un discurso, repita aquella palabras en las que resbale una y otra vez hasta decirlas fluidamente.

Otro ejercicio interesante es hablar o leer con un lápiz en la boca, lo que le obliga a esforzarse en pronunciar cada sílaba y a ralentizar. Lea después el mismo texto sin mordaza y observe las diferencias en cómo suena y cómo se siente.

4. Clases de teatro

No es necesario tener vocación actoral para asistir a clases de teatro. Unirse a un grupo para aficionados puede ser una gran estrategia a la hora de combatir la timidez, familiarizarse con memorizar textos, con tener audiencia y mejorar la expresión corporal.

Fuente: RRHHDigital.com

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario