¿Cómo saber si una aplicación es maliciosa?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

TecnologíaTendencias

¿Cómo saber si una aplicación es maliciosa?

No publique su viaje en las redes sociales.

A la hora de descargar una app es muy importante seguir una serie de pasos que son determinantes para evitar un susto

En internet, como en todo la vida, la seguridad total no existe. Las amenazas se esconden en todos los rincones, y, para sortearlas, es importante que el usuario se fije en los detalles antes de interactuar con cualquier correo, página o archivo que sea mínimamente sospechoso. Y, precisamente, lo mismo ocurre con las aplicaciones móviles, que son herramientas que pueden ayudar al usuario; pero que no se deben descargar, en ningún caso, a la ligera, informa ABC.

“A la hora de descargar una app es muy importante seguir una serie de pasos que son determinantes para evitar un susto”, explica a ABC el director técnico de la empresa de ciberseguridad Check Point.

Consejos para mantener sus datos a salvo

1. Vigile las falsificaciones. Una de las técnicas más habituales de los cibercriminales que trabajan con aplicaciones es la de la falsificación de apps populares para conseguir más descargas. El estudio ” A Multi-modal Neural Embeddings Approach for Detecting Mobile Counterfeit Apps“, elaborado por la Universidad de Sidney y publicado el año pasado, sostiene que, durante dos años, se detectó la presencia de más de 2.000 aplicaciones para Android presentes en la tienda oficial Google Play que se hacían pasar por otras apps conocidas y que contenían malware, es decir, virus.

Las aplicaciones deben estar actualizadas.

Por eso es determinante fijarse mucho en que la aplicación que queremos descargar es la original. “Esto se puede ver comprobando el número de descargas, las reseñas de otros usuarios o la sintaxis en la descripción”, expresa Eusebio Nieva.

2. Solo en tiendas oficiales. A la hora de descargar una aplicación es fundamental emplear siempre las tiendas oficiales de los dispositivos. Estas son Google Play Store y Apple Store, en el caso de Android e iOS respectivamente. En internet hay infinidad de páginas web en las que se oferta la descarga de apps para teléfonos celulares que no están disponibles en los sitios de oficiales. El hecho de que su origen sea desconocido, y que, en principio, las marcas no confíen en ellas para ofertarlas, es un claro indicador de que podrían ser maliciosas.

3. Ojo con los permisos. Antes de instalar cualquier servicio en un dispositivo, es importante revisar, aunque sea solo un momento, la información que solicita al usuario. De acuerdo con esto, es normal que una aplicación como Instagram, pensada especialmente para compartir fotografías y videos, solicite permiso al usuario para acceder al micrófono, a la cámara y al carrete del smartphone. Sin embargo, si, por ejemplo, descargamos una app con funciones de linterna y esta nos solicita acceso a toda la información que guardamos en el dispositivo -cuando no la necesita para funcionar correctamente- lo más conveniente es ahorrar la descarga por lo que pueda pasar.

4. Siempre actualizadas. Las actualizaciones de las aplicaciones, como ocurre en el caso de los sistemas operativos, son cruciales para fortalecer la seguridad del terminal. Normalmente, las nuevas versiones vienen acompañadas de soluciones de brechas abiertas que pueden ser explotadas por los cibercriminales. Por ello, los expertos en ciberseguridad recomiendan no dejar pasar el tiempo y realizar la actualización correspondiente en el mismo momento en que está disponible.

Fuente: ABC

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta