¿Cómo saber cuando es tiempo de cambiar de trabajo?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Recursos HumanosTendencias

¿Cómo saber cuando es tiempo de cambiar de trabajo?

Si sigue tratando de mejorar, pero no ve resultados, quizá sea tiempo de considerar si es que tiene lo que se requiere.

Discuta la decisión con las personas que importan en su vida: pareja, hijos, amigos

Le ha pasado que a veces se siente desanimado en su trabajo, y siente esa necesidad de cambiar de empleo.  Sin embargo, ¿distingue la diferencia entre la insatisfacción ordinaria y ocasional y un desajuste genuino?

Renunciar a un empleo puede afectar negativamente a su carrera y alterar su vida personal. Sin embargo, mantenerse en una situación indeseable puede ser peor. Es por eso, que le ofrecemos cinco consejos para saber si tiene de darle vuelta a la página y empezar en un nuevo trabajo, según Panamá América.

1. Observe las señales: Averigüe si está aburrido acerca de la película completa o con las actividades cotidianas- ¿Sigue prometiéndose que renunciará, pero nunca lo hace? ¿No está interesado en tener el puesto de su jefe? ¿Consistentemente está teniendo un bajo desempeño? Si nota una o más de estas señales, pregúntese si es que los costos de permanecer en el trabajo son razonables y aceptables para usted. Si sigue tratando de mejorar, pero no ve resultados, quizá sea tiempo de considerar si es que tiene lo que se requiere.

2. Pruebe las aguas: “Es mejor depender de información reunida de interacción en vivo con las personas, en lugar de girar en su propia silla,” dice Leonard Schlesinger, un coautor de “Just Start: Take Action, Embrace Uncertainty, Create the Future.” Tenga una conversación honesta con su jefe acerca de cómo lo perciben y qué es lo que usted puede lograr en su rol. También puede revisar si hay un desajuste proponiéndose la siguiente vez que su jefe deba asignar un trabajo de alto perfil. Si lo ignoran, podría deberse a que él no aprecia sus habilidades y es tiempo de moverse.

3. Conozca los riesgos: Antes de tomar una decisión final, asegúrese de que ha evaluado las desventajas. Hay riesgos en irse: Podría dañar relaciones, perder ingresos necesarios o manchar su currículum. Ser visto como alguien que repetidamente renuncia a los trabajos también dañará su reputación profesional.

Si sigue tratando de mejorar, pero no ve resultados, quizá sea tiempo de considerar si es que tiene lo que se requiere.

4. Siempre salga hacia algo: Puede mitigar parte de los riesgos decidiendo qué sigue desde antes de salir. Es mejor tener al menos una noción de lo que quiere hacer, o incluso un plan completo. “Si realmente odia lo que está haciendo, absolutamente debería irse, pero no antes de que identifique otra cosa que tenga buenas probabilidades de amar en el futuro,” señala Gulati.

5. No salga corriendo por la puerta: Podría fantasear con aventarle el trabajo a su jefe, pero eso sólo le dará alivio de corto plazo y posiblemente podría arruinar su vida profesional. Discuta la decisión con las personas que importan en su vida: pareja, hijos, amigos. Pídale consejo a mentores o antiguos jefes. Lo más importante, observe la situación desde la perspectiva de su jefe y considere cómo crear un proceso respetuoso de desvinculación.

Fuente: Panamá América

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja un comentario