Cinco tendencias de negocios para alcanzar el éxito en 2021

Revistas de Economía y Negocios en América Central

TecnologíaTendencias

Cinco tendencias de negocios para alcanzar el éxito en 2021

Muchos ejecutivos informan que sus compañías se encuentran en medio de un reajuste que les permitirá modernizar sus sistemas para aumentar las capacidades humanas con la tecnología.

Las empresas aprendieron lecciones muy valiosas en esta crisis sanitaria y económica que seguramente seguirán aplicando en los próximos meses; sin embargo, prosperar el 2021 no será fácil.

Por Héctor Cobo, Director Regional para SAS México, Caribe y Centroamérica.

El 2020 ha sido bastante sui géneris. Los planes y metas que las organizaciones se plantearon el año previo tuvieron que replantearse o sustituirse debido a los estragos provocados por la pandemia de COVID-19. Y 2021 no será distinto. La diferencia es que hoy se está consciente de que nada puede darse por hecho y que el cambio, gradual o radical, es la única constante.

Las empresas aprendieron lecciones muy valiosas en esta crisis sanitaria y económica que seguramente seguirán aplicando en los próximos meses; sin embargo, prosperar el 2021 no será fácil. La pandemia seguirá latente y la recuperación económica podría ser más lenta de lo esperado.

Después del recuento de lo acontecido en el 2020, aprovechar los nuevos conocimientos y la adopción de tendencias tecnológicas clave será una estrategia decisiva. Es por ello que en SAS nos dimos a la tarea de identificar cinco tendencias de negocio para alcanzar el éxito en el nuevo año.

Héctor Cobo, Director Regional para SAS México, Caribe y Centroamérica.

1.Migración a la nube: La nube se consolida como una alternativa bastante viable para crecer y prosperar gracias a la flexibilidad que ofrece para adaptarse a las condiciones del mercado. Por eso, la nube hoy es el must empresarial para responder de manera inmediata a cambios y reveses económicos, sociales, políticos e incluso sanitarios.

Un gran acierto dentro de esta tendencia es llevar la analítica a la nube: incluir a la analítica dentro de la migración a entornos cloud abre la puerta a capacidades más poderosas, como resolver en tiempo real complicados problemas de negocio, tomar las mejores decisiones y descubrir oportunidades que podrían pasar desapercibidas.

2. Inteligencia artificial y machine learning: Si bien alguna vez se cuestionó su relevancia, la efectividad y ubicuidad de la IA y el ML les permitió incorporarse a distintas actividades productivas. De hecho, las empresas saben que ambas innovaciones son clave para sus procesos de negocio, brindan ventajas competitivas y permiten anticipar escenarios y predecir resultados.

La IA potencia además a la analítica y el aprovechamiento de big data con una lógica de negocio. A raíz de la crisis sanitaria que vivimos, las organizaciones descubrieron que entender perfectamente la información y los insights que se producen al procesarla con tecnologías robustas permiten a los directivos prepararse para afrontar retos futuros.

3. Aprovechamiento del código abierto: Por definición, el código abierto es colaborativo, donde los programadores hacen mejoras al código y comparten sus cambios con una comunidad más amplia. Las tecnologías open source ofrecen la flexibilidad para satisfacer las necesidades de datos y analíticas a través de una serie de lenguajes de programación de software, algo que será esencial para ampliar la capacidad de respuesta y adaptación en el 2021.

4. El cliente en el centro del negocio: Para los sectores financieros, minoristas y de telecomunicaciones, entre otros, tener una visión de 360 grados del cliente a partir de sus datos dará a las organizaciones la capacidad de entender la evolución de los consumidores y brindar la mejor experiencia posible a lo largo de su trayecto, apoyadas en tecnologías como Customer Intelligence (CI).

Sin duda, la crisis sanitaria exigió a todos los sectores replantear sus negocios y enfatizar la relevancia de sus clientes en medio de la incertidumbre. Desarrollaron también con rapidez plataformas de comercio electrónico y se enfocaron en las interacciones digitales, lo que permitió profundizar su conocimiento sobre los consumidores.

5. Gestión del riesgo: Los directores de riesgo están adoptando una visión empresarial de este tema dentro de sus carteras y necesitan información para respaldar la toma de decisiones crediticias. Para lograrlo, necesitan recopilar y analizar datos en todas las líneas de negocio y geografías.

El próximo año será un entorno de creciente presión sobre los márgenes, de ahí que los responsables de manejar el riesgo crediticio necesitarán automatizar el flujo de trabajo y optimizar la gestión de volúmenes mucho mayores de datos para su análisis.

En 2021, las organizaciones tendrán que redoblar esfuerzos y aprovechar al máximo sus recursos tecnológicos para mantener operando su negocio de manera sana y rentable. Y los más importante, estar preparadas para un entorno en el que la incertidumbre y el cambio serán la constante.

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta