Cargadores inalambricos gastan más energía

Revistas de Economía y Negocios en América Central

TecnologíaTendencias

Cargadores inalambricos gastan más energía

La posición en la que colocas el móvil en el cargador inalámbrico afecta de forma clara a la eficiencia de la carga.

Un nuevo estudio deja claro que se utiliza casi un 50% más de energía al cargar el celular con un cargador inalámbrico frente a hacerlo con el cargador con cable convencional.

La carga inalámbrica es estupenda hasta que deja de serlo, y un análisis de su eficiencia revela que este tipo de característica tiene un problema: se desperdicia mucha más energía, informa Xataka.

 Wireless Power Consortium (WPC)  hace tiempo había hablado de la ineficiencia de los sistemas de carga inalámbrica, pero un nuevo estudio deja claro que se utiliza casi un 50% más de energía al cargar el celular con un cargador inalámbrico frente a hacerlo con el cargador con cable convencional.

En el estudio de WPC para evaluar la eficiencia de la carga inalámbrica confesaban que medir ese parámetro era bastante difícil porque, en primer lugar, no había una metodología estandarizada que permitiera establecer cómo de eficiente (o ineficiente) era un sistema de carga inalámbrica.

Precisamente por ese motivo se propusieron comparar tecnologías de carga inalámbrica como las de Rezence y Qi, que es actualmente el estándar de facto en la industria. La primera, Rezence, era una implementación fantástica para cargar varios dispositivos a la vez sobre una misma superficie, pero su coste y eficiencia no la hacían especialmente aconsejable.

En ese estudio del WPC se llegó a la conclusión de que la eficiencia debería ser calculada como una media espacial, y tras comparar distintos cargadores quedó claro que la eficiencia de estas tecnologías era muy pobre en el caso de Rezence (39,6%) y mediocre en el caso de Qi (59,4%).

La posición en la que colocas el móvil en el cargador inalámbrico afecta de forma clara a la eficiencia de la carga.

El dato ha sido ahora validado por un estudio de OneZero en el que se comparó cuánta energía era necesaria para cargar de 0 al 100% un Pixel 4 usando varios cargadores inalámbricos y enfrentando ese dato medio a la energía necesaria para cargarlo con su cargador de cable.

El resultado fue contundente: de media la carga inalámbrica usó 21,01 Wh, mientras que la carga con cable usó 14,26 Wh. Eso significa que la carga inalámbrica usó un 47% más de energía “por la comodidad de no conectar un cable” que en realidad si conectas, pero en lugar de hacerlo al móvil lo conectas a la base de carga inalámbrica, por supuesto. “En otras palabras”, concluían los responsables del estudio, “el teléfono tiene que trabajar más, generar más calor y recolectar más energía cuando se carga inalámbricamente para poder llenar una batería del mismo tamaño”.

En ese experimento quedó claro algo que también se observó en el estudio del Wireless Power Consortium: la posición en la que colocas el móvil en el cargador inalámbrico afecta de forma clara a la eficiencia de la carga.

Fuente: Xataka

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta