¡Bye, bye estereotipos!

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Tendencias

¡Bye, bye estereotipos!

Mujeres en los negocios

A todas ustedes chicas “super poderosas” talentosas en las matemáticas, ciencias y tecnología, anímense a tomar retos en esas áreas. No tengan temor de competir y tener éxito; sean humildes, pero no sean tan duras con ustedes mismas.

En 1982 salí de mi país a terminar la secundaria en los Estados Unidos. Hice cuatro años de “High School” allá, donde el sistema de educación, al menos en ese tiempo, era muy diferente al de mi país. Una de las cosas que me llamó la atención cuando llegué es que en la lista de clases había cierto número de electivas, entonces la mayoría de mis compañeras tomaban clases como deporte, pintura y cocina para llenar el requisito. Para mí fue una maravilla encontrar esta oportunidad, porque como lo que yo soñaba estudiar era medicina (por circunstancias de la vida no me fue posible), cada año mis electivas fueron Biología Avanzada, Química Avanzada, Física Avanzada y Anatomía Avanzada. ¿Por qué hago énfasis en el “avanzada”?, porque los libros de esas clases parecían bloques, y algunas de mis amigas me decían que estaba loca por tomar clases tan difíciles pudiendo tomar deporte. Siempre me llamó la atención que los comentarios vinieran de las mujeres no de los hombres; de hecho, tenía un compañero, Lyls, que me ayudaba a cargar los libros de una clase a otra. Vale aclarar que en esas clases las mujeres éramos contadas con los dedos de una mano.

Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno
Corporativo de Grupo Promerica.

El otro día leí un artículo publicado por Harvard University, “How Gender Stereotypes Kill a Woman’s Self-Confidence”, escrito por Dina Gerdeman. La autora dice: “Los investigadores creen que los estereotipos de género frenan a las mujeres en el lugar de trabajo. La investigación de Katherine Coffman agrega un nuevo giro: incluso pueden hacer que las mujeres cuestionen sus propias habilidades”. El artículo establece que nuevas investigaciones arrojan que las mujeres podrían estar evitando ciertas profesiones, por no tener confianza en su capacidad para competir en campos en los que se cree estereotípicamente que los hombres se desempeñan mejor, como en ciencias, matemáticas y tecnología. El estudio continúa diciendo que las mujeres también son más reacias a compartir sus ideas en discusiones grupales sobre estos temas. E incluso cuando tienen talento, y en realidad se les dice que tienen grandes logros en estas materias, las mujeres son más propensas que los hombres a hacer caso omiso de los elogios y moderar sus propias habilidades. Katherine B. Coffman, profesora asistente de Harvard Business School, indica que esta falta de confianza en sí mismas puede frenar a algunas mujeres, ya que se consideran excluidas de la consecución de roles prestigiosos en profesiones en las que creen que no sobresaldrán; a pesar de tener las habilidades para hacerlo.

Hace un par de semanas me invitaron a ser parte del jurado en un evento que está organizando Texas Tech University, Campus de Costa Rica, en conmemoración del día internacional de la mujer; donde se premiarán proyectos que destaquen la participación de mujeres en las áreas “STEM” (acrónimo de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, en inglés). Me encanta la idea de promover eventos para incentivar a las chicas a entrar en esas carreras que hasta hoy, aún siguen estando dominadas por hombres. Cuando recibí la invitación, me acordé de mí, caminando por los pasillos de High School, cargando esos pesados libros y quemándome las pestañas cada noche. Creo que el mundo ha avanzado y que los padres de ahora, somos mucho más comprensivos y motivamos a nuestros hijos a seguir sus sueños. No tuve hijas, pero si las hubiera tenido y me sale alguna como yo, amante de las ciencias y las matemáticas, definitivamente hubiera sido su principal promotora.

A todas ustedes chicas “super poderosas” talentosas en las matemáticas, ciencias y tecnología, anímense a tomar retos en esas áreas. No tengan temor de competir y tener éxito; sean humildes, pero no sean tan duras con ustedes mismas. Continúen trabajando, aprendiendo y recorriendo el kilómetro extra, que muy pronto vamos a ver brillar más estrellas femeninas en esos campos poco conquistados por nosotras. ¡Bye, bye estereotipos!

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta