10 factores que definen el salario emocional

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasRecursos HumanosTendencias

10 factores que definen el salario emocional

Un salario emocional alto nunca puede compensar un salario económico bajo.

A escuchado hablar del salario emocional, esa factor que hace la diferencia entre permanecer en un trabajo o buscar un nuevo aire en otra empresa.

“El salario económico es la base, pero hay que sumar a esa ecuación todo lo demás, todos aquellos elementos que le ayudan a crecer personal y profesionalmente. Eso es el salario emocional”,  afirma Marisa Elizundia, especialista en recursos humanos y desarrollo de personas a BBC Mundo.

“Invertimos un tercio de nuestras vidas en el trabajo y no podemos pensar en ello solo en términos económicos. Sí, trabaja por dinero, pero si quitas la parte económica, ¿con qué se queda? ¿por qué trabaja?”, reflexiona la especialista.

El salario emocional reúne todos los elementos que “van a influenciar sus decisiones en el trabajo, cómo se relaciona y todos sus comportamientos”.

“No es algo fijo, puede cambiar a lo largo del tiempo, y usted es  un agente muy importante para gestionar activamente su salario emocional y reclamar lo que le falta, pero los líderes al frente de las empresas también tienen una importancia brutal”, explica Elizundia.

Algunas empresas lo usan a su favor para atraer talento o conseguir la lealtad de sus empleados. Y es que no hay nada más improductivo que un empleado infeliz.

Pero ¡ojo!, advierten los expertos: un salario emocional alto nunca puede compensar un salario económico bajo.

El salario emocional reúne todos los elementos que van a influenciar sus decisiones en el trabajo, cómo se relaciona y todos sus comportamientos.

Los 10 factores del salario emocional

Elizundia encontró en su investigación, realizada en más de una veintena de países y en todo tipo de trabajos, 10 factores clave que sirven para medir el salario emocional, y que resumió para BBC Mundo en esta entrevista:

1. Autonomía. “Es la libertad que uno siente de poder gestionar sus propios proyectos”, dice Elizundia.

2. Pertenencia. “El hecho de pertenecer a un grupo que lo valora y lo reconoce”.

3. Creatividad. “Mucha gente cree que la creatividad es algo únicamente de artistas, pero hasta la gente con trabajos que se consideran más ‘serios’ pueden poner su sello creativo en el trabajo”, dice Elizundia.

4. Dirección. “La proyección de carrera en el futuro, la perspectiva a mediano y largo plazo en su carrera”.

5. Disfrute. “Es la parte de disfrutar, de gozar, de tener momentos agradables en el trabajo”.

6. Maestría. “La satisfacción que siente con el trabajo bien hecho que le llena de orgullo. También es lo que hace que cada día con su trabajo se vuelvas un poquito mejor”, explica Elizundia.

7. Inspiración. “Aquellos momentos que usted tiene gracias su trabajo que le generan un sentimiento de posibilidad, que le inspiran una nueva perspectiva sobre las cosas que tal vez antes no había visto”.

8. Crecimiento personal. “Gracias a su trabajo se enfrentas a posibilidades que le ayudan a utilizar sus fortalezas de carácter que la hacen ser mejor persona, a sacar lo mejor de usted”.

9. Crecimiento profesional. “Son aquellos momentos que le ayudan a ejercitar sus habilidades, sus talentos para ser mejor profesional”.

10. Sentimiento de propósito. “Que tenga la sensación de que su trabajo contribuye a sus propios propósitos y a los de la organización, que tenga para usted un significado”, dice Elizundia.

Fuente: BBC Mundo

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta