• junio 23, 2022

La inversión en salud se traduce en crecimiento económico

La inversión en salud se traduce en crecimiento económico

Más del 70% del incremento de la esperanza de vida se debe al uso de fármacos innovadores.

Por Victoria Brenes, directora ejecutiva de Fedefarma

Para nadie es un secreto que, durante los últimos años, las terapias innovadoras desarrolladas por la industria farmacéutica han mejorado la esperanza de vida en el mundo.

Más del 70% del incremento de la esperanza de vida se debe al uso de fármacos innovadores.  Adicionalmente, la innovación farmacéutica tiene un impacto económico significativo, reduciendo los gastos y la inversión en atención sanitaria, al punto que, un aumento de un año en la esperanza de vida de la población supone un crecimiento del 4% en el PIB, según estudios de FarmaIndustria de España.

Victoria Brenes, directora ejecutiva de Fedefarma.

También, investigaciones llevadas a cabo por el profesor Frank R. Lichtenberg de la Universidad de Columbia, han corroborado la existencia del efecto compensación de nuevos medicamentos, concluyendo que por cada unidad adicional de gasto farmacéutico, se logra un ahorro neto del gasto sanitario entre 2,4 y 8,3 veces mayor, principalmente por las hospitalizaciones evitadas.

Sin necesidad de plantear ejemplos lejanos, en Centro América y el Caribe, nuevos medicamentos han cambiado el curso de muchas enfermedades que antes eran mortales, como el cáncer de mama, la hemofilia, la meningitis, la hipertensión pulmonar y la hepatitis C, entre otras.

Sin embargo, el acceso de los pacientes de la región a la tecnología médica y a medicamentos de última generación continúa siendo un reto, pese a los comprobados resultados de que estas terapias inciden directa y positivamente en la salud pública y en la sostenibilidad de los sistemas de salud.

De acuerdo con el último Reporte de Indicadores Básicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), casi todos los países de América invierten en salud pública menos del 6% del PIB, mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso de Centroamérica y el Caribe la inversión es de sólo un 3,8%, siendo Costa Rica el país con el porcentaje más alto (5,6%), seguido de Panamá (4,8%); y donde el país con el menor índice de inversión es Guatemala, con sólo un 2,2%.

Pero más allá de tener un nivel de inversión en salud pública adecuado, es vital asegurar el uso eficiente de esos presupuestos, un reto adicional que se añade a la difícil realidad de la región.

Es lamentable el hecho de que aún en nuestros días muchos gobiernos, en su intento por disminuir los gastos de salud a corto plazo, subestiman el valor que ofrece la innovación en mejorar los índices de salud.  Esta situación, lejos de beneficiar a los sistemas de salud y sus diversos programas, podría afectar negativamente el acceso de los pacientes a una atención eficiente y eficaz, lo que puede ocasionar más bien un aumento del gasto en el largo plazo.

¿Puede entonces un intento por “economizar recursos” impactar negativamente en la economía de los países en desarrollo? La respuesta, por supuesto, es un contundente sí.

Bien lo reza el adagio “Sacrificar innovación para bajar costos es como detener el reloj para ahorrar tiempo.

Etiquetas: Crecimiento económico / Federma / inversión en salud

Recomendaciones sobre este tema

Banco Mundial prevé que Latinoamérica y el Caribe crezcan un 2,5% este año

Banco Mundial prevé que Latinoamérica y el Caribe crezcan un 2,5% este año

El principal riesgo que el BM señaló para Latinoamérica y el Caribe fue un posible impacto en las…
El sector industrial de Panamá prevé crecer un 7% este año

El sector industrial de Panamá prevé crecer un 7% este año

La industria acapara el 7,4% de la fuerza laboral de Panamá, es decir, que genera cerca de 130.000…
Crecimiento económico será lento en el 2022

Crecimiento económico será lento en el 2022

Después del impacto de la pandemia de COVID-19, América Latina y el Caribe atravesaron una contracción histórica que…