La pasión por el deporte

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Negocios

La pasión por el deporte

Periodista nicaragüense Edgar Tijerino.

 Edgar Tijerino Mantilla, una vida dedicada al periodismo.

Por Milagros Sanchez Pinell

Edgar Tijerino Mantilla, una institución del periodismo, a quién nuestro chairman en Vida y Éxito, Roberto J. Argüello, considera una de las verdaderas glorias deportivas de Nicaragua y que recuerda, desde que tiene uso de razón, haber leído sus crónicas deportivas.

“Reconocido en el mundo como uno de los mejores periodistas y narradores del deporte nicaragüense y sobre todo, como una persona ejemplar de enorme valores” añade nuestro chairman.

A sus casi 77 años de vida, pensar en su familia es pensar en un “estímulo permante”. Capaz de reconocer la justa dimensión del valor de su esposa Auxiliadora Mercado, a quien cariñosamente llama “Chilo”, y de sus seis hijos, cinco mujeres y un varón.

Convencido que su “Chilo” es la dupla perfecta para haber avanzado tanto por la vida, recuerda que ella llegó, por esas coincidencias del destino, cuando iniciaba su programa “Doble Play”, que recién acaba de cumplir cuatro décadas de transmisión ininterrumpida.

“Es la que me ha ayudado a navegar contra todo tipo de dificultades como un copiloto excepcional, quién de la mejor forma posible ha manejado administrativa y financieramente el programa del que hemos vivido”, narra en su libro Pónganle Sello, que hace unos días publicó para festejar el aniversario de su programa radial.

Edgar Tijerino Mantilla, una institución del periodismo.

La amistad es también otro de sus pilares fuertes.  Es por ello que sin pecar de vanidoso asegura tener muchísimos amigos a los que considera un tesoro, entregándose al compartir con una gran pasión como una muestra más de su gran sensibilidad.

Su calidad humana lo ha llevado a ser maestro de generaciones de jóvenes profesionales e inexpertos, pero ávidos por aprender y que hoy son testigos del legado de Tijerino, como popularmente le llaman sus amigos y seguidores.

Tijerino Mantilla, es el resultado del investigador meticuloso, lector empedernido, talentoso en la narrativa y con un sentido del humor inigualable que llevó su pasión de niño hasta la prensa escrita, radio y televisión con éxito.

Sus largas jornadas de trabajo, que empiezan antes que el sol se asome por el horizonte y terminan a media noche, todos los días, más que una carga, es una rutina placentera que ha sabido administrar ejemplarmente.

“Para mejorar, hay que apasionarse por lo que uno hace. Se trata de un matrimonio con el trabajo, aprendiendo cada día, trabajando sin horario, exigiéndose al máximo. Todavía lo hago a mis 77 años”, asegura.

De dibujante a periodista

Valiente como pocos porque no busca atajos, se va de frente, y así, sin planearlo y sin saber escribir a máquina, publicó su primera crónica en el diario La Prensa a los 26 años, desde entonces no ha parado.

Periodista nicaragüense Edgar Tijerino.

“Ya había escrito crónicas sin publicar desde el bachillerato, pero sin pensar en llegar a trabajar en un periódico. ¿Por qué iba a pensarlo si estudiaba para Ingeniero?. Esa crónica de atletismo fue casual. Me la publicaron porque no llegó el cronista de La Prensa”, dijo.

Y sin pensarlo, lo que parecía algo fortuito, fue el inicio de otra historia y el cambio drástico de su vida. Por ello, Tijerino trambién cree firmemente en su buena suerte.

“Fue un golpe de suerte. Yo trabajaba como dibujante en una oficina de ingeniería porque estudiaba esa carrera, cuando inesperadamente, se me presentó la oportunidad. Tenía suficientes conocimientos, había leído mucho y me atreví. Llegué  a ser un buen periodista, que era mi pretensión”.

Cuarenta años de Doble Play

La radio, al igual que la televisión, también fue otra tribuna conquistada. Cuarenta años de Doble Play, es un buen testigo del compromiso con su vocación y del trabajo incansable. Desde ahí, muchas generaciones han disfrutado su exquisita combinación de temas deportivos, política, avances de telenovelas, comentarios de la vida cotidiana y hasta recomendaciones gastronómicas.

Portada del libro Pónganle Sello, de Edgar Tijerino.

En su libro Pónganle Sello, Tijerino relata que en un 2 de enero de 1981 se escuchó por primera vez, al ritmo de la canción “Stomp” de los Brothers Johnson, el programa Doble Play, a través de la emisora, La Voz de Nicaragua. Hoy, sus oyentes pueden encontrarlo en Radio Católica, Radio Universidad, Canal Católico y redes sociales.

“Pensaba que sería un éxito sobrevivir un año, después dos, y así hasta llegar a los 40. Fue entonces que dije “Chocho, esto merece un libro, mi número 12”, recuerda.

Sobre el nombre Pónganle Sello, del que asegura será su último libro, explica que decidió usar la frase porque lo acompañó durante muchos años en su programa, aunque confiesa que la tomó de otro autor.

“Ya existía un libro Doble Play con mi firma en 1989, por un proyecto de Erick Blandón, y se me ocurrió el Pónganle sello, porque esa frase que yo escuché antes, la use muchos años en el programa y muchos llegaron a creer que era mía, me identificó largo rato”, aclaró.

Una vida de muchas satisfacciones

El deporte lo llevó a ser testigo de muchos eventos que pueden ser el sueño de cualquier mortal. Realizó coberturas periodísticas en seis Juegos Olímpicos, ocho Juegos Panamericanos, ocho Centroamericanos y del Caribe, más de cincuenta peleas de Campeonato Mundial, una Serie Mundial de Grandes Ligas, diez Series Mundiales de Béisbol Aficionado, una Copa del Mundo de Fútbol y varios eventos regionales.

Todos los disfrutó al máximo, pero la cobertura de 33 días a la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica en el año 2010 le llena de más satisfacción por muchas razones, entre ellas ver jugar a Leonel Messi, Cristiano Ronaldo y a la gran España.

¿Retirarse?, ¡Para nada!. Según Tijerino, cuando un trabajo te gusta, jamás puede dejarse porque sería como sentirse “amputado”. Resultado de ello, con una vida llena de insospechadas satisfacciones, se siente recargado rumbo a los 80 años.

“Pienso que he vivido lo suficiente, pero unos innings extras son bienvenidos siempre que pueda estar en movimiento y consciente”.

Es así que aquel niño inquieto, de carcajada fácil y que aún conserva, define su vida, casi ocho décadas después, como “una cabalgata de emociones entre lo agradable y la tranquilidad aplicando correcciones para mejorar”.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta