Apasionada por el mundo del café

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasNegocios

Apasionada por el mundo del café

Gabriela Figueroa de Hüeck, desde la presidencia de la Alianza de Mujeres en Café, Capítulo Nicaragua, busca impulsar a las productoras de café de su país.

“El mundo necesita gente que ame lo que hace”, esa es la frase preferida de Gabriela Figueroa de Hüeck, presidenta de La Alianza de Mujeres en Café, Capítulo Nicaragua, y que describe la pasión que ella siente por el mundo del café. “Yo siento que cuando uno entra a esta industria se enamora para toda la vida”, comenta.

Gabriela Figueroa de Hüeck, presidenta de la Alianza de Mujeres en Café, Capítulo Nicaragua.

La historia de Gabriela Figueroa, como líder, productora y empresaria en la industria del café nicaragüense, inició en el 2004, sin saber nada de café, cuando tuvo la dicha de estar involucrada en la organización del Encuentro Cafetalero Internacional Ramacafe, el cual organizaba Henry Hüeck, desde el 2000, que luego se convirtió en su esposo y que la llevó a entender como funcionaba la industria del café desde la semilla hasta la taza.

“En el mundo del café uno siempre tiene un padrino o madrina, una persona bien apasionada, que te transmite esa pasión y eso es lo que me ha enseñado Henry”, añade.

Ella asegura que iniciar su travesía en este maravilloso mundo dentro del marco del evento Ramacafe fue una gran bendición y oportunidad, ya que pudo conocer a muchas personalidades, adquirir conocimientos sobre la industria del café y se dio cuenta del gran impacto social-ambiental que encierra este rubro.

Para ella, ser productora de café es algo más que sólo producir el grano, “lo más importante es de que manera lo estamos haciendo y hemos demostrado que podemos ser productivos de manera sostenible en armonía con el medio ambiente”.

Valores familiares 

Gabriela es madre de tres hijos, esposa, orgullosa cafetalera nicaragüense, una mujer que transmite los valores heredados por su familia. “Mi familia me ha enseñado tanto y me siento orgullosa de ella, es el motor que me impulsa a salir adelante”.

Gabriela Figueroa junto a su esposo, Henry Hüeck, y sus hijos.

Impulsando el café nicaragüense

En 2003, nació la Alianza Internacional de Mujeres en Café donde mujeres de Nicaragua, Costa Rica y Estados Unidos se unieron con un mismo objetivo de promover relaciones que empoderen y conecten a las mujeres del café. Luego, la organización quiso ser más inclusiva, y nombraron a Henry Hüeck como el primer hombre en la junta directiva de la Alianza Internacional. Hasta el día de hoy, se han formado 27 capítulos alrededor del mundo.

En el 2009, se realizó el lanzamiento del Capítulo Nicaragua, en un encuentro de Ramacafe y en el 2019, Gabriela se convierte en presidenta de la junta directiva en donde el capítulo está representado por todos los departamentos que producen café en Nicaragua y sus miembros son productoras de café, cooperativas, representantes de beneficios secos, dueñas de cafeterías, catadoras, baristas y amantes del café.

Gabriela impulsa a las productoras del café nicaragüense.

“Queremos ser una red donde podamos intercambiar experiencias, compartir información, ser competitivas a nivel mundial, ejemplos de respeto, unidad, eficiencia y trabajo digno”, indica Gabriela.

Otras de las campañas que han realizado va dirigida a promover el consumo interno. “Hemos tratado de ir involucrando a los más jóvenes porque se les facilita interactuar en las redes sociales, generando conciencia en promover una cultura de cafés de especialidad, porque los productores tenemos que diversificarnos y darle valor agregado al café. Las herramientas digitales han sido claves en estos tiempos de pandemia porque nos han ayudado a conectarnos y capacitarnos continuamente”.

Control de calidad

Gabriela tiene conocimiento de toda la cadena de valor del café, desde las diferentes variedades que se cultivan hasta las características que desarrollan en la taza.

“La calidad es la punta de lanza para evolucionar a la caficultura de especialidad y mientras mas dominamos toda la cadena más control tenemos de nuestro producto”.

Otra forma de impulsar al sector ha sido con la finca escuela La Virgen, donde se ha invertido en capital humano, compartiendo conocimientos, siendo formadores y entrenadores de jóvenes, y es aquí donde cuentan con un Laboratorio de Café que le permite a Gabriela y su equipo de control de calidad seleccionar los mejores granos de sus fincas brindando una experiencia única al consumidor final a nivel nacional e internacional.

Responsabilidad social

Para Figueroa la industria del café se lleva de la mano con la responsabilidad social, y es algo que está involucrado en cada uno de sus proyectos.

“Para nosotros el enfoque social, ambiental y comunitario ha sido fundamental”.

El ayudar a las personas también forma parte de esa responsabilidad, algo que se pudo ver con el huracán Iota, donde muchos de sus vecinos fueron afectados por el deslave, perdiendo vidas humanas y materiales.

“Muchos de ellos han sido colaboradores nuestros, esto nos tocó muy de cerca. Al igual que ellos nos vimos afectados con manzanas de café que fueron destruidas por el deslave. Sentimos que tenemos un compromiso social, y hemos utilizado nuestros canales, amigos, empresa y cafetería (Buenas Vibras Coffee), para contar su historia, dar ese mensaje y ayudarlos”.

La labor que viene realizando junto a su esposo les valió para ser nombrados como embajadores de Rainforest Alliance Nicaragua, por su trayectoria de más de 15 años en la industria de la caficultura con un enfoque sostenible, siendo transformadores directos de los ecosistemas y comunidades donde cultivan su café.

Gabriela llevó ayuda a las familias damnificadas por el huracán Iota.

“Para nosotros, ser embajadores de Rainforest Alliance es un honor y aún más porque compartimos los mismos valores y que esta organización lo reconozca, es muy importante”.

Para el 2021, sus planes de trabajo están muy claros. “Como proyecto de la Alianza de las Mujeres en Café, y en conjunto con la organización global, queremos continuar utilizando los canales virtuales para conectar a las mujeres con nuevos mercados, que ellas transmitan esa energía increíble, esas ganas de salir adelante y que por medio de esta red el consumidor final conozca su historia”, afirma.

“Es importante saber que, para lograr una caficultura sostenible debemos encontrar un mercado que pague precios justos para nuestro producto”, añade.

A nivel personal y profesional, uno de los proyectos principales es continuar brindando valor agregado a su producto a través de su marca y cafetería Buenas Vibras Coffee “siempre dando lo mejor de nosotros mismos, ¡siendo auténticos!”, concluye Gabriela Figueroa de Hüeck, presidenta de la Alianza de Mujeres en Café, Capítulo Nicaragua.

el autorsusana

Deja una respuesta