Guatemala: llena de vida

Revistas de Economía y Negocios en América Central

Especiales

Guatemala: llena de vida

“Quauhtemallan”, que significa “tierra de árboles” y que algunos consideran el origen del nombre del país más poblado de la región, caracteriza a una nación abundante de vida, con una población joven y una riqueza natural y cultural que brindan la esperanza de un futuro mejor.

Los colores, aromas y sabores de Guatemala sintetizan el legado cultural precolombino del Imperio Maya con el aporte colonial del Imperio Español, del cual formó parte durante casi tres siglos.

La civilización Maya, que floreció en Guatemala durante el primer milenio después de Cristo, decolora el concepto de nación del “Nuevo Mundo” y su influencia cultural permanece viva en la sangre de sus descendientes, quienes conforman dos quintas partes (41%) de la actual población guatemalteca.

La nación del quetzal, declarada ave nacional desde 1871, y de la bandera azul celeste con blanco, colores presentes en las demás banderas centroamericanas que conformaron la República Federal de Centroamérica, fue sin duda la provincia más importante de la Capitanía General de Guatemala, organización política bajo la cual el Imperio Español gobernó a sus provincias en el istmo durante la época de la colonia. Su importancia colonial fue tal que, de hecho, el país fungió como la capital política de esta parte del reino ibérico.

En 1821, su ciudad capital fue el escenario donde se discutió, se decidió y se firmó el Acta de Independencia de la corona española y se iniciaría una época en la historia regional marcada por la corta pertenencia al Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide, la unión política regional mediante la conformación de la República Federal de Centroamérica y el nacimiento de nuevas repúblicas independientes, que darían nacimiento a los países que conocemos hoy.

Si desea leer el artículo completo, puede encontrarlo en la página 19 de nuestra edición especial de 200 años de vida independiente.

arturo@vidayexito.net

Deja una respuesta