La importancia del libro Árbol Deshojado, la historia del expresidente de Panamá, Arístides Royo Sánchez, escrito por el abogado Fernando Sucre

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasTendencias

La importancia del libro Árbol Deshojado, la historia del expresidente de Panamá, Arístides Royo Sánchez, escrito por el abogado Fernando Sucre

El al abogado panameño Fernando Sucre (izq.) y el expresidente de Panamá, Arístides Royo.

Uno de los primeros nombramientos del Presidente de Panamá Laurentino “Nito” Cortizo fue el del doctor y expresidente de Panamá Arístides Royo Sánchez como ministro para Asuntos del Canal de Panamá para el período 2019 a 2024.   

Por Roberto J. Argüello, chairman de Northern Media y publisher de Vida y Éxito.

Conocí al doctor Arístides Royo Sánchez a comienzos de los años 80, cuando era presidente de Panamá. Recuerdo haberle explicado la lamentable y desastrosa situación que se vivía en Nicaragua bajo el régimen sandinista. Lo cierto es que, durante el mandato del doctor Royo Sánchez, acaecieron una multiplicidad de sucesos históricos que van desde las guerras en Centroamérica, pasando con la llegada del Sha de Irán a Panamá, hasta la extraña muerte del General Omar Torrijos en 1981. Luego en julio de 1982, debido a fuertes confrontaciones internas entre el Órgano Ejecutivo y la cúpula castrense panameña que se negaban a continuar con el proceso de democratización del país, se vio obligado a renunciar, siendo reemplazado constitucionalmente por el primer vicepresidente, el banquero Ricardo de la Espriella.

Al graduarse como licenciado en Derecho en la Universidad de Salamanca, España, el doctor Arístides Royo Sánchez regresó a Panamá en 1965, comenzando su labor profesional como Secretario General de la Procuraduría General de la Nación. En 1968 se incorporó a la firma Morgan y Morgan para desempeñarse como abogado, siendo al día de hoy socio activo de esta prestigiosa firma de abogados. En octubre de 1972 se integró a la Comisión de Legislación para posteriormente, el 19 de diciembre de 1973, ser nombrado Ministro de Educación. El doctor Arístides Royo formó parte, como una de las figuras principales, del equipo que negoció los tratados Torrijos-Carter de 1977 que permitieron la reversión del Canal de Panamá a manos panameñas.

Portada del libro El Árbol Deshojado.

Como estudiante de historia latinoamericana, recuerdo con enorme interés aprender de hechos históricos y de personas que han influido en nuestros países. Por eso le agradecemos al abogado panameño Fernando Sucre Miguez por su sensacional libro titulado El Árbol Deshojado, que es una radiografía perfecta de los tiempos que se vivieron en Panamá en los tumultuosos años 70 y 80, donde el doctor Arístides Royo Sánchez jugó un rol importante como protagonista y cuyo título trata de expresar el sentimiento del Ex Presidente Royo, es un deshojar de su vida.

Nos relata el abogado Sucre en su libro que, el doctor Arístides Royo Sánchez fue el trigésimo octavo presidente de Panamá, habiendo ocupado la Presidencia de la República de Panamá desde el 11 de octubre de 1978 hasta su renuncia el 31 de julio de 1982. Añade el abogado Sucre, “ La idea de elaborar una biografía sobre Arístides Royo y exponer lo ocurrido durante su vida política y su época, me surge con el único propósito de buscar y narrar los hechos de la historia presentada mediante el testimonio de nuestro personaje a la luz de sus experiencias como actor y ubicado en primera fila, donde, sin tapujos de ninguna clase ni censura, contara todo lo que supiera, desde su óptica –no la de este escritor– sobre los distintos sucesos que rodearon a esta diminuta nación durante el periodo comprendido de 1968 a 1982”.

En El Árbol Deshojado, el abogado Sucre relata que “La vida política de Arístides fue casi una casualidad y se le presenta dentro del periodo que algunos denominan revolucionario, y otros dictadura, pero que a todas luces resulta muy interesante, ya que estuvo repleto de vicisitudes de todo tipo. Golpes y contra golpes de Estado, desapariciones físicas, expatriaciones y exilios, la negociación del tratado del Canal e inicio de la reversión del Canal de Panamá, destituciones de presidentes y hasta una invasión militar extranjera, como corolario final de esta época, cuyo trayecto total se explaya por 21 años”. Por eso expone el abogado Sucre que “desde un principio mi plan se basó en exponer los hechos históricos para que quedaran plasmados para las actuales y futuras generaciones.  Sin embargo, no puedo dejar de mencionar la perplejidad con la que quedé cuando pude comprobar en carne propia que aun hoy, 30 años después de la invasión a Panamá que como dijera puso fin al régimen iniciado en 1968, los rencores y odios sigan tan vivos como el primer día. A lo largo de este proyecto me ha tocado vivir cómo me cerraban puertas simplemente por la razón de que escribía un relato histórico acompañado de la declaración de unos de sus actores principales”.

El al abogado panameño Fernando Sucre (izq.) y el expresidente de Panamá, Arístides Royo.

Mi opinión es que El Árbol Deshojado es un libro netamente histórico y consta de dos partes: una en la que se narran hechos históricos bajo el prisma de las noticas de aquellos años; y, una segunda parte donde el doctor Royo contesta a las preguntas del abogado Sucre exponiendo los acontecimientos presentados desde su óptica de actor y observador primario. De eso se trata el libro, dar a conocer la historia desde afuera y desde adentro.

Sobre el autor

Fernando Sucre Miguez es licenciado en Derecho y Ciencia Políticas de la Universidad de Panamá. En 1995 fundó la firma forense Sucre, Briceño & Co., especializándose en Derecho Corporativo y Financiero, siendo reconocido en esos campos por Chambers & Partners y Legal 500. En adición, ha laborado en el sector público de Panamá ocupando el cargo de Director de Asesoría Legal del Ministerio de Gobierno y Justicia en dos oportunidades, en 1991 y 1999, y designado Viceministro Encargado del Ministerio de Gobierno y Justicia en el 2001. En el año 2002, el Órgano Ejecutivo lo declaró idóneo para ocupar el puesto de Magistrado de la Corte Suprema de Justicia. Actualmente es Cónsul Honorario de Nueva Zelanda en Panamá. Paralelamente ha desarrollado una carrera como empresario financiero e inmobiliario a través de sus propias compañías. Es fundador y presidente de la Junta Directiva de Grupo Financiero CF, sociedad controladora de las empresas Central Fiduciaria, Central CRM, Central de Créditos y CF Services.

Roberto J. Argüello

Leave a Reply