Desarrollando líderes

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasGerencia

Desarrollando líderes

“LOS GRANDES LÍDERES AYUDAN A LAS PERSONAS A TENER UNA VISIÓN MÁS AMPLIA DE SÍ MISMAS”.

Espero que al leer esta columna no queden con la impresión de que “me estoy echando flores” porque no es esa la intención. Yo no soy así, pero el otro día en LinkedIn, me contactó una persona que fue mi jefe en mi segundo trabajo, Andy Morse; un líder extraordinario. Luego de un intercambio de mensajes, recordé una historia que quiero compartirles. Tenía 20 años cuando me mudé a Washington D.C. buscando mejores horizontes. A los 18 me bachilleré en un colegio en Miami.

Karla Icaza, Vicepresidenta Ejecutiva Gobierno
Corporativo de Grupo Promerica.

Para poder pagar mis estudios universitarios, comencé a trabajar en banca desde que me bachilleré. Trabajaba todo el día y estudiaba por la noche. Decidí mudarme a Washington porque en ese entonces mi meta era, una vez graduada, buscar trabajo en alguno de los grandes bancos de Nueva York.

Me transferí a la Universidad de Maryland y apliqué a un trabajo en el Riggs Bank, uno de los bancos más antiguos de Estados Unidos. La oficina principal quedaba a unas cuadras de la Casa Blanca; me sentía “dueña del mundo”.

Acepté lo que me ofrecieron, independientemente de que no me gustara la posición, porque sabía que una vez entrando, podía demostrar que aprendía rápido y encontraría la forma de optar por una promoción en corto tiempo. Trabajaba para la vicepresidencia de créditos inmobiliarios del Riggs Bank con un equipo de lujo, de quienes aprendí muchísimo.

Mi jefe inmediato era una mujer mucho mayor que yo, pero dispuesta a trasladarme sus conocimientos y a retarme, confiándome areas para las cuales no necesariamente tenía experiencia.

Recuerdo que al poco tiempo de haber sido promovida, puse un cuadrito en mi escritorio que decía: “Hogar Temporal de un Ejecutivo en Asenso”. Andy, el vicepresidente ejecutivo que dirigía el departamento, un día me llamó a su oficina y me preguntó cuánto tiempo me faltaba para terminar la universidad; le dije que dos años pues tomaba las clases que podía por la noche. Me platicó sobre el programa de Formación Gerencial que tenía el banco, y me dijo que quería postularme, pero necesitaba tener mi título.

Me propuso que estudiara tiempo completo para salir más rápido obteniendo un préstamo para pagar la universidad, y él me conseguiría tantas horas necesitara trabajar para completar para cubrir los gastos de manutención. La verdad que me puso todo en bandeja. Hice mis números y mis averiguaciones y le tomé la palabra. Como las horas que me consiguió eran en otro departamento del banco, por las noches y fines de semana, organizó una despedida en su casa para festejar mi decisión de estudiar tiempo completo. Hace poco estuve viendo las fotos de la fiesta y me conmovió mucho el apoyo que recibí de mis compañeros de trabajo, quienes fueron contagiados por la generosidad y el liderazgo de Andy.

En uno de los capítulos del libro de John C. Maxwell, La mejor inversión de un líder, cita al autor y orador, Mark Sanborn, que dice: “los grandes líderes ayudan a las personas a tener una visión más amplia de sí mismas”. Eso es exactamente lo que hizo Andy. Cuando me habló del programa de Formación Gerencial, inmediatamente me visualicé entrando. No sólo creyó en mí, sino que habló palabras de afirmación y repetidamente me animó a seguir adelante, proporcionándome un norte, un horizonte para poder fijarme una meta que sería mi motor. El resto es historia.

Redaccion
el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

1 comentario

  • Yo tambien tuve muchos Andy`s en mi camino. Recuerdo que estudiando en la Universidad Nacional Politecnica en Nicaragua, mi profesora de Economia (cursaba 2do año de Mercadeo) me hablaba de que yo tenia posibilidades de terminar mis estudios universitarios en USA si aplicaba a una beca (soy ex-becaria Fullbright). A veces hay personas que se aparecen en el camino y ven cosas en uno, que uno quizas no visualiza en ese momento. Tambien hay lideres que creen en uno, y siembran semillas de grandeza en uno. Me encanto su historia, usted tenia claridad hacia donde queria ir. Maxwell tambien dice que tenemos que actuar “intencionalmente” hacia donde queremos dirigirnos. Gracias por inspirarnos con su historia.

Deja un comentario