Centroamérica necesita actualizar legislación digital

Revistas de Economía y Negocios en América Central

DestacadasTecnologíaTendencias

Centroamérica necesita actualizar legislación digital

La Cuarta Revolución Industrial traerá transformaciones importantes que llevan aparejadas una serie de retos organizativos y culturales que conviene afrontar cuanto antes

Las tecnologías emergentes están transformando el mundo tal y como lo conocemos, en el ámbito personal y en de los negocios.

Ante este reto, la Unión Europea está impulsando una serie de medidas para ajustar el mercado único comunitario a la era digital, con el objetivo de suprimir barreras que impidan el cambio y que permitan la entrada de nuevas empresas nacidas en el mundo tecnológico para que puedan competir con empresas tradicionales bajo reglas justas para ambas.

Así lo afirma Hugo Écija, fundador y presidente ejecutivo de Écija, firma multidisciplinaria especializada, con más de 20 años de experiencia en servicios jurídicos integrales, de cumplimiento normativo y seguridad de la información.

“Uno de los principales retos que deben abordar las empresas e instituciones es la protección de la privacidad de los individuos y, con ello, la necesaria conciliación entre la defensa de los derechos fundamentales de las personas y la permisión de nuevos negocios digitales”.

Mejora en procesos productivos

El especialista afirma que en la revolución industrial la aplicación de la ciencia y la tecnología permitió mejorar los procesos productivos y, “al día de hoy, los datos son el nuevo petróleo en la economía digital y el reto al que nos enfrentamos no es simplemente obtenerlos, sino saber utilizarlos”.

Uno de los principales retos es la conciliación entre la defensa de los derechos fundamentales de las personas y la permisión de nuevos negocios digitales, afirma Hugo Écija.

En este sentido, junto a importantes cambios normativos a diferentes niveles, Iberoamérica se encuentra en un proceso de profundo cambio regulatorio.

Recientemente, afirma el ejecutivo, Brasil aprobó su normativa en materia de privacidad lo cual, unido al proceso de aprobación de nuevas leyes en Chile, Honduras, Ecuador y El Salvador, entre otros, y a la intención de países como Colombia, México, Chile y Uruguay de mantener su nivel de homologación con la normativa europea, hace especialmente relevante el conocimiento, no solo de cada normativa nacional, sino del impacto en el ecosistema internacional.

“La aparición de tecnologías disruptivas y su implementación empresarial afectan a sectores concretos, como al sector financiero (Fintech, blockchain, inteligencia artificial en cuestiones como la concesión de préstamos, market places, etc). Todo esto requiere una regulación especial que permita que las entidades financieras puedan prestar servicios online y servicios tecnológicos, así como la adopción de sistemas y procedimientos internos en los que se hagan trazables tanto el cumplimiento, como las operaciones realizadas. Es solo un ejemplo; la tecnología ha revolucionado todos los sectores de actividad, el real estate, el asegurador, el de la logística, el gran consumo, etc.”

Écija asegura que la revolución 4.0 dotará a las empresas de nuevos medios que mejoren su productividad y, en el caso de Costa Rica, al existir un parque tecnológico tan importante, este tipo de medios ya se están implementando en el día a día de las compañías.

“Más allá del deseo de apoyarnos en la tecnología para promover el desarrollo de la región centroamericana, encontramos condicionantes locales que lo ralentizan, como por ejemplo la velocidad de acceso a Internet o las infraestructuras de red, que no se ajustan, en ocasiones, a las exigencias productivas del parque tecnológico que desarrolla su actividad en esta área”.

Desafíos que superar

Para el especialista, existen además retos personales ya que, como en la mayoría de las industrias, se presenciará una transformación de los puestos de trabajo tradicionales.

“De acuerdo con algunas publicaciones, el 15% de los empleos actuales no existirá dentro de cinco años y el 30% de las funciones requeridas por el mercado laboral en ese futuro, tampoco existe aún. En Europa, hemos asistido recientemente a la creación de dos figuras nuevas en el ámbito jurídico como el Data Protection Officer (o Delegado de Protección de Datos), responsable de la protección de datos de la compañía, y el Compliance Officer (o Director de Cumplimiento Normativo) garante del cumplimiento normativo de la empresa”, afirma Écija.

Écija cuenta con oficinas propias en España, Portugal, EEUU, Chile, Costa Rica, Honduras, Panamá, República Dominicana, Guatemala, El Salvador y Nicaragua. Su equipo multidisciplinario de más de 350 profesionales, cuenta con experiencia en sus áreas de especialización y están habilitados para trabajar en distintas jurisdicciones.

Mauricio París, Regional Manager de Écija Centroamérica y el Caribe junto a Hugo Écija, Hugo Écija, fundador y presidente ejecutivo de Écija.

“Son muchos los campos afectados. Quizás el más relevante, por ser transversal a todos los sectores de actividad, es el de la protección de datos. En Europa, la legislación en materia de privacidad ha obligado a las empresas a custodiar esos datos, lo que ha supuesto un reto para las grandes compañías. Se trata de un procedimiento complejo, ya que abarca información de millones de clientes personas físicas. Nosotros, como firma, hemos creado metodología y software específicos para que nuestros clientes empresariales y gubernamentales puedan cumplir con la estricta regulación. No obstante, son muchas las normas promulgadas en los últimos tiempos y que afectan a la tecnología, algunas incluso que introducen instrumentos jurídicos inexistentes hasta ahora en España, como por ejemplo, el uso de un sandbox para fomentar la transformación digital del sector financiero”, dijo Écija.

De acuerdo con Mauricio París, Regional Manager de Écija Centroamérica y el Caribe, en la región centroamericana y del Caribe hace falta una agenda real enfocada en competitividad, en lo que a las empresas les interesa, con regulación acorde a los nuevos tiempos y que potencie la inversión.

“Costa Rica ha optado por no regular, pero eso crea vacíos con inseguridad jurídica en ciertos sectores. El otro inconveniente es que un proyecto de ley puede dilatarse considerablemente en el tiempo en la Asamblea Legislativa, mientras que la tecnología avanza a pasos agigantados y se debe regular”, dijo París.

El representante de de Écija Centroamérica y el Caribe asegura que es importante que las empresas, sobre todo las que tienen que ver con tecnología, adopten medidas o programas de cumplimiento para demostrar que en caso de un delito de su personal haciendo uso de herramientas de la empresa son ajenas a cualquier responsabilidad.

Arturo Castro Barrantes

Leave a Reply