¿Adiós mascarillas de tela? Por qué las aerolíneas y los gobiernos los están prohibiendo

Revistas de Economía y Negocios en América Central

CoronavirusDestacadas

¿Adiós mascarillas de tela? Por qué las aerolíneas y los gobiernos los están prohibiendo

Las mascarillas serán obligatorias para poder ingresar al banco.

Las máscaras de tela, un elemento básico de la pandemia, ahora están prohibidas en algunas aerolíneas y en espacios públicos en Alemania y Austria, porque no existen estándares que guíen su eficacia.

Las mascarillas  de tela se han convertido en un elemento básico de nuestras vidas pandémicas. En los primeros días de COVID-19, seguimos tutoriales en línea para coser máscaras de camisetas viejas. Pronto, empresas de todo tipo, desde Old Navy hasta el diseñador Christian Siriano, inundaron el mercado con mascarillas, para que pudiéramos tener un alijo a la mano cada vez que saliéramos por la puerta. Pero la era de las mascarillas de tela puede estar llegando a su fin.

A medida que el COVID-19 continúa aumentando, acelerado por la variante delta, varios gobiernos y empresas europeas están prohibiendo las mascarillas de tela, argumentando que son menos efectivas como las máscaras médicas en medio del brote actual. En cambio, están exigiendo de grado médico. Aún no está claro si las empresas estadounidenses seguirán su ejemplo, pero podría valer la pena prepararse para esa eventualidad al comprender la diferencia entre la tela y las mascarillas médicas, y averiguar dónde comprar los tapabocas médicos.

Muchas aerolíneas ahora prohíben las mascarillas de tela en los vuelos. La semana pasada, Finnair fue el último en adoptar esta política, uniéndose a Air France, Lufthansa, Swissair, Croatia Airlines y LATAM Airlines para anunciar que los pasajeros no podrán usar mascarillas de tela en los vuelos. ¿La razón? “Las mascarillas de tela son un poco menos eficaces para proteger a las personas de las infecciones que las mascarillas quirúrgicas”, según la declaración de Finnair. Ahora, todas estas aerolíneas solo permiten tapabocas N95, quirúrgicos y respiradores que no tienen válvulas de escape.

Las autoridades estadounidenses recomiendan el uso de dos mascarilla para protegerse del Covid.

A principios del 2021, los países europeos comenzaron a recomendar el uso de mascarillas médicas, a medida que comenzaron a propagarse más cepas transmisibles del coronavirus, como la variante alfa (o británica). En Francia, el gobierno hizo obligatorio el uso de mascarillas en público y recomendó que los ciudadanos solo usaran las quirúrgicas desechables o N95. En Alemania y Austria, los gobiernos exigieron que los ciudadanos usen caretas filtrantes (FFP), un estándar europeo que ofrece un sistema de filtración similar al N95, en el transporte público, en los lugares de trabajo y en las tiendas. En su anuncio, el gobierno alemán dijo que las mascarillas médicas ofrecen al usuario más protección que las mascarillas de tela, “que no están sujetas a ningún estándar con respecto a su efectividad”.

En los Estados Unidos, incluso a la luz de la variante delta, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) todavía disuaden a los estadounidenses de usar máscaras N95, diciendo que deberían ser prioritarias para los trabajadores de la salud. Pero algunas organizaciones están animando a las personas a usar máscaras de grado médico. Algunos sistemas de salud, por ejemplo, les darán a los pacientes una mascarilla quirúrgica desechable a su llegada si la mascarilla con la que vinieron “no se ajusta adecuadamente o no brinda la cantidad adecuada de protección”. También vale la pena señalar que la orientación de los CDC ha cambiado varias veces a lo largo de la pandemia, y es posible que la agencia eventualmente siga el ejemplo de Europa recomendando máscaras protectoras de grado médico.

¿Cuál es la diferencia entre la tela y las mascarillas de grado médico?

El COVID-19 puede propagarse a través de gotitas o partículas en aerosol que las personas infectadas emiten cuando estornudan, tosen, hablan o respiran. Todas las máscaras, cuando se usan correctamente, están diseñadas para atrapar las gotas que escapan de la nariz y la boca del usuario, lo que puede proteger a otras personas en las cercanías. El Dr. Christian L’Orange, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad Estatal de Colorado, cuyo laboratorio se enfoca en medir la efectividad de las máscaras, señala que si todos en una comunidad usaran una máscara, frenaría la propagación de la enfermedad. “Todo lo que podemos hacer para disminuir la carga viral total y la propagación es beneficioso”, dice.

La diferencia entre las mascarillas de tela y las de grado médico es la cantidad de protección que ofrecen al usuario cuando inhalan partículas. Las N95, por ejemplo, evitan la entrada de al menos el 95% de las partículas en el aire. En una prueba realizada por la Agencia de Protección Ambiental (EPA), se descubrió que las mascarillas quirúrgicas proporcionan una filtración del 71,5%, pero solo cuando se ajustan con lazos que proporcionan un ajuste perfecto en la cara. Las quirúrgicas con orejeras solo ofrecieron una filtración del 38,1%.

Dado que los tapabocas de tela vienen en una amplia gama de materiales y diseños, es difícil hacer generalizaciones sobre su efectividad. La EPA descubrió que una mascarilla de algodón tejido de tres capas bloqueaba el 26,5% de las partículas y una máscara de nailon de dos capas con un filtro y un puente nasal de metal bloqueaba el 79%. Otras máscaras cayeron en algún punto intermedio. Los investigadores encontraron que crear un mejor sellado alrededor de la cara del usuario apretando las orejeras, por ejemplo, podría mejorar la capacidad de filtración de una máscara de tela entre un 60,3% y un 80,2%. “Las máscaras de tela más efectivas están hechas de materiales de tejido apretado y tienen un sello hermético en la cara”, dice L’Orange.

Sin embargo, el problema es que, a diferencia de las mascarillas médicas, la mayoría de las de tela en el mercado no están diseñadas ni probadas para garantizar que funcionen a un nivel constante. Si usa una máscara de tela que no cumple con los estándares aprobados por los CDC, no hay forma de saber si la que está usando en particular ofrece una protección sólida o no. Es por eso que las organizaciones han decidido prohibirlos en favor de las máscaras quirúrgicas o N95, que están sujetas a regulaciones gubernamentales.

Recuerde: estas máscaras deben usarse correctamente, ajustadas cerca de la cara sin espacios, para protegerlo realmente.

Fuente: Fast Company

el autorRedaccion
Vida y Éxito nació en diciembre del 2007 con el objetivo de convertirse en una publicación amena con temas de interés general para toda la familia. Detrás de Vida y Éxito se encuentra un equipo de profesionales con reconocida trayectoria en el mundo empresarial y el periodístico.

Deja una respuesta