Más de un año de pandemia en América Central ¿Cuáles son las consecuencias?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

CoronavirusDestacadasTop News

Más de un año de pandemia en América Central ¿Cuáles son las consecuencias?

Inició con la detección del primer caso de esta enfermedad el 6 de marzo de 2020 en Costa Rica. Todos los países centroamericanos han presentado casos confirmados por el virus, siendo Panamá el más afectado de la región.

Ya casi se cumplen 17 meses desde que inició la pandemia del COVID-19, es decir, más de 450 días en los que el mundo cambió para todos y en la región los desafíos siguen sumando retos en todas las áreas, más para las autoridades sanitarias.

Hasta el 19 de abril se han confirmado un total de 605.343 casos activos, 13.588 han fallecido y 2.794.244 se han recuperado. Todos los países de la región han tomado medidas de control y regulación de la circulación de las personas mediante cuarentena y hacen grandes esfuerzos por agilizar la vacunación.

“Un gran desafío hasta la fecha ha sido competir en un mundo globalizado donde hay una emergencia sanitaria sincronizada, entonces todos estamos comprando los mismos insumos a los mismos fabricantes y eso genera un estrés logístico a nivel mundial. Lo que esta pandemia nos ha enseñado es que debemos tener suficiente capacidad para atender emergencias que pueden surgir de forma imprevista como esta, pero también tener cierta capacidad de producción local para contar con una redundancia en opciones de abastecimiento”, afirma Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense del Seguro Social.

De acuerdo con Macaya, ante este nuevo reto en el que la salud y la vida son prioridad, lo más importante es prever qué es lo que se va a necesitar y adquirirlo de forma temprana, ya que algunos países productores han puesto restricciones a la exportación de esos insumos que pueden ser: vacunas, equipos de protección personal, pruebas de diagnóstico y ventiladores mecánicos, entre otros.

Un reciente artículo de la BBC enfatiza que, en un territorio de una extensión tan reducida como la que ocupa Centroamérica es posible identificar las estrategias más dispares para hacer frente al COVID-19.

Como si fueran un reflejo de lo que ocurre en el resto del mundo, entre los países de esta región hay ejemplos de gobiernos que optaron por las medidas más drásticas para evitar la entrada del coronavirus y de otros que se resisten a ponerlas en marcha, destaca la publicación. Ejemplos son Panamá, que mantuvo uno de los confinamientos más estrictos del mundo, y Nicaragua, que en el otro extremo, se mantiene sin medidas oficiales de restricción.

En términos centroamericanos esto ha sido un trabajo de apertura, de compartir información, experiencias y de aprender. “Esta dinámica tenemos que fortalecerla post pandemia, porque en 20 años el mundo ya ha sido afectado por tres coronavirus. En 2002 el SARS-1, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), que era otro coronavirus y que empezó en Medio Oriente en 2012 y el SARSCOV 2 en 2019 que es cuando aparece y nos afecta plenamente en 2020”, recalca el presidente ejecutivo.

Sin olvidar la Influenza de la H1-N1 por ahí de 2009. “Hemos tenido cuatro virus con potencial pandémico en 20 años, hay que digerir eso y tener claro que tenemos que estar listos para otra pandemia en cuestión de una década”, agrega el experto.

Si desea leer el artículo completo, puede encontrarlo en la página 92 de nuestra edición digital

karla@vidayexito.net

Deja una respuesta