¿Cuál es el rol protagónico de la banca en la recuperación económica?

Revistas de Economía y Negocios en América Central

CoronavirusDestacadasNegociosTop News

¿Cuál es el rol protagónico de la banca en la recuperación económica?

Los bancos y las facilidades que ofrecen a sus clientes en medio de la crisis por el Covid-19 han sido fundamentales y convierten en el puente para salir adelante.

La banca juega un papel trascendental para el desarrollo de un país y del mundo pero es justo en este momento de crisis ocasionada por el Covid-19 que tomará un rol mucho más importante y se convertirá en un pilar para poder salir airosos de la pandemia.

Como si se tratara de un batallón de médicos que constituyen la primera línea de defensa para proteger a la población contra el virus, los bancos son también esa primera barrera de contención para tratar de mantener la situación financiera lo más equilibrada posible en medio del caos.

Primero, los bancos han flexibilizado sus políticas para reducir tasas de interés y han brindado facilidades de pago para sus clientes, lo que da un respiro a millones de personas que perdieron su trabajo o han visto reducidos sus ingresos de manera considerable.

Además, el crédito que ofrezcan será fundamental para el sector empresarial y para las personas, lo que permitirá reactivar la economía y propiciar su recuperación, que ha sido duramente golpeada por el virus, pues permitiría aumentar el consumo, el empleo y los ingresos.

Un informe Macroeconómicao 2020 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que analiza escenarios de crecimiento en medio de la pandemia del coronavirus, indica que América Latina y el Caribe sufrirán una fuerte reducción de su crecimiento de entre 1,8% y 5,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, debido al impacto del Covid-19.

Dicho reporte afirma que la crisis por la pandemia es el mayor desafío económico desde la Gran Depresión de 1929, pues en la gran recesión de 2009, pese a que sufrió una caída del PIB del 2%, la región pudo recuperarse y crecer al 10% en 2010.

Protagonistas

Es así como los bancos tienen un rol protagónico para enfrentar la pandemia, pero sobre todo, para la recuperación económica del mundo entero y es su operación saludable lo que les permitirá ser un músculo vital para que las empresas puedan resurgir.

Esta es una de las crisis más retadoras que han enfrentado los bancos.

“La banca de nuestros países nunca ha estado tan fortalecida como hoy. La banca centroamericana, dominicana y latinoamericana resistió la crisis del 2008 de una forma impresionante. Ha habido un movimiento muy importante de los reguladores en fortalecer los balances de los bancos, la liquidez, la capitalización y evitar que los préstamos malos sean un alto porcentaje de la cartera. La mayoría de los bancos de Latinoamericanos están supremamente bien manejados por banqueros expertos”, detalla el CEO de la firma de asesorías de negocios CEO Advisors y Publisher de la revista Vida y Éxito, Roberto J. Argüello.

El experto en temas de negocios y quien cuenta con enorme experiencia en Estados Unidos y los países de América Latina y el Caribe, comenta que los reguladores han flexibilizado sus acciones para que los bancos ayuden a sus clientes a salir adelante a través de periodos de gracia, por ejemplo.

Argüello resalta el caso de Panamá, en el que el presidente, Laurentino Cortizo, logró un acuerdo muy bueno con la banca para ayudar a los deudores que no puedan extender su crédito. Igualmente, reconoce cómo la banca de los países centroamericanos y de Repíblica Dominicana han trabajado día y noche para el bien de sus deudores.

Planes de contingencia

Annabelle Ortega, directora ejecutiva de la Cámara de Bancos de Costa Rica, comenta que si bien la situación por la pandemia es inédita y estamos ante escenarios totalmente extremos; las entidades cuentan con planes de contingencia para paliar parcialmente la situación, en donde las autoridades regulatorias además están atentas a los cambios que estamos viviendo y han venido también flexibilizando algunas de sus normas para adaptarlas a la situación que vivimos”, explica.

Según detalla Ortega, durante los periodos de gracia, los bancos y entidades financieras pueden contablemente seguir devengando intereses, pero el problema se traduce en reducción de flujos de efectivo, con lo cual se ve afectada la liquidez de las entidades.

“Ante escenarios de prórroga, las entidades deben ser muy cuidadosas y responsables para contar con la liquidez necesaria para su operativa normal. De allí la relevancia de la gestión de riesgo crediticio y de liquidez acorde a la situación que enfrentamos de manera que se mantenga la estabilidad del sistema financiero”, agrega.

El Centro Bancario Internacional de Panamá, es considerado uno de los mas importantes en América Latina.

Una vez que concluyan los periodos de gracia y muchos clientes no puedan pagar sus créditos, los bancos y entidades financieras valoran nuevos programas de readecuaciones de deuda para quienes así lo requieran, con ajustes de plazo, tasa y monto, a fin de ayudar a esos clientes y a la recuperación de la economía mediante la facilidad de créditos.

Para Ortega, la pandemia ha dejado enseñanzas al sistema financiero como la importancia de contar con una adecuada gestión de riesgos, estar preparados con planes de contingencia del negocio, contar con el personal adecuado, ser resilientes ante estos cambios y mantener y acelerar la transformación digital.

Camino correcto

Para George Webb, asesor financiero, las medidas tomadas por las autoridades en materia de regulación prudencial para flexibilizar las readecuaciones y restructuraciones de los créditos recibidos por las personas y las empresas en el sistema financiero van en la dirección correcta para amortiguar los efectos de la actual crisis.

Sin embargo, considera que, posiblemente, serán necesarias medidas adicionales para que los clientes del sistema financiero puedan minimizar los costos de la crisis.

La cautela es un valor que debe estar presente de ahora en adelante, por la inestabilidad económica que se avecina.

“Estas medidas deben ayudar a los deudores, pero sin poner en riesgo los ahorros del público. Debemos recordar que los bancos públicos, los bancos privados, las mutuales y las cooperativas de ahorro y crédito mayoritariamente usan los ahorros del público para prestarlos a los deudores”, asegura.

Para Webb, los bancos y las entidades financieras sobrevivirán a la pandemia. En el caso de la banca estatal, se cuenta con el respaldo del gobierno que interviene con fondos públicos. Igualmente, la banca privada es muy robusta y tiene un fuerte capital. Lo que sí está claro, es que habrá una afectación generalizada ante la posibilidad de no pago de muchos de los créditos por sus deudores.

Angie López
el autorAngie López
Editora Vida y Éxito - angie@vidayexito.net

Deja un comentario