Revista Vida y Éxito

[google-translator]
Home » Destacadas » Turismo, motor clave del progreso socioeconómico
El volcán Masaya ,en Nicaragua, ofrece a los turistas un espectáculo único en el mundo.

Turismo, motor clave del progreso socioeconómico

Se dice que viajar es vivir y conocer nuevos lugares es uno de los máximos placeres de la vida. Gracias a este propósito, en el que muchos se fijan, crece el número de turistas dispuestos a experimentar nuevas aventuras y disfrutar hermosos sitios en distintos puntos del planeta.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) recalca que, durante décadas, el turismo ha experimentado un continuo crecimiento y una profunda diversificación, hasta convertirse en uno de los sectores económicos que crece con mayor rapidez.

“La demanda de turismo internacional siguió siendo fuerte en 2016 pese a las dificultades. Según el último número del Barómetro OMT del Turismo Mundial, las llegadas de turistas internacionales aumentaron un 3,9 % hasta situarse en los 1.235 millones, alrededor de 46 millones de turistas más”, detalla Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial del Turismo, en uno de sus más recientes informes.

A nivel internacional, las últimas décadas han registrado una secuencia de crecimiento sólido ininterrumpido del sector turismo desde los años sesenta. “El 2016 ha sido el séptimo año consecutivo de crecimiento sostenido tras la crisis económica y financiera mundial de 2009. Durante el 2016, las llegadas de turistas internacionales superaron en 300 millones la cifra récord alcanzada en 2008, antes de la crisis y los ingresos por turismo internacional han crecido a un ritmo similar en este periodo”, agrega Rifai.

Los viajes internacionales siguen incrementándose y consolidándose y contribuyen a la creación de empleo y el bienestar de las comunidades en todo el mundo.

El turismo mundial guarda una estrecha relación con el desarrollo y se inscriben en él un número creciente de nuevos destinos, entre los que destaca Centroamérica, que se ha convertido en un imán para millones de turistas dispuestos a conocer las bellezas de esta región.

En sus 522.760 km² de territorio, el turista que visita América Central puede disfrutar un sinnúmero de bellezas naturales, que van desde el avistamiento de aves, ballenas y delfines, pasando por las más hermosas ciudades coloniales, valles, llanuras, montañas, caudalosos y cristalinos ríos, sin olvidar el esplendor que ofrecen las múltiples playas ubicadas a lo largo de las costas del Océano Pacífico y del Atlántico.

Rafting en río Cangrejal, Honduras.

Desde Guatemala hasta Panamá, el visitante queda maravillado con los atributos naturales y culturales que ofrece cada país de la región. Maravillas como el Parque Nacional Tikal o el lago de Atitlán en Guatemala, pasando por las Islas de la Bahía; Roatán, Utila y Guanaja en Honduras, sin dejar de lado hermosos sitios como León o el volcán Masaya en Nicaragua, los volcanes y playas de Costa Rica o el imponente Canal de Panamá, son solo algunos ejemplos.

Datos de la OMT indican que hoy en día el volumen de negocio del turismo iguala o incluso supera al de las exportaciones de petróleo, productos alimentarios o automóviles. El turismo se ha convertido en uno de los principales actores del comercio internacional, y representa al mismo tiempo una
de las principales fuentes de ingresos de numerosos países en desarrollo.

Diversificación de destinos

En Centroamérica la expansión general del turismo ha sido beneficiosa, tanto en términos económicos como de empleo. Actualmente el visitante encuentra desde las mejores cadenas hoteleras de lujo, hasta exclusivos hoteles boutique y proyectos ecológicos de playa y de montaña.

“El turismo en Guatemala ha experimentado una notable diversificación mediante el desarrollo de productos turísticos especializados y hechos a la medida, a través de 11 segmentos, enfocados en nichos de mercado específicos, tales como cultura, naturaleza, aventura, voluntariado, turismo idiomático, cruceros, entretenimiento, deportes, bodas y lunas de miel, salud y bienestar; congresos, incentivos y convenciones. Esto nos permite brindar una oferta muy amplia capaz de brindar experiencias completas”, afirma Blanca Del Cid, encargada de comunicación social en el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat).

Casco Viejo, Panamá.

De acuerdo con datos del Inguat, en 2016 el turismo generó US$1.603 millones, con una contribución directa al PIB del país del 3%, con lo que se consolida como el segundo generador de divisas, superado solo por las remesas familiares.

Antigua es el gran atractivo turístico en Guatemala, durante el 2016 más de 235.394 visitantes no residentes arribaron a esta hermosa ciudad colonial, de ahí que su economía se mueve alrededor de la atracción turística existente, el comercio y su producción agrícola.

En Honduras las cifras también han aumentado de manera significativa. “En 2015, el país registró 2.092.700 visitantes. Islas de la Bahía y la costa caribeña son los destinos más visitados por su oferta de sol y playa, alrededor del 40% de la demanda de viajes internacionales se enfoca en este producto”, detalla Mireya Espinoza, vocera del Instituto Hondureño de Turismo (IHT).

“El turismo arqueológico de Copán se ha consolidado como el producto cultural más competitivo y la zona insular ya recibe más de un millón de cruceristas al año, convirtiéndose en uno de los destinos mejor evaluados del Caribe por la calidad de sus playas y su variada oferta de tours y servicios”, agrega Espinoza.

Nuevos productos y destinos

El crecimiento de la industria turística en América Central es alentador: un buen ejemplo es El Salvador, donde es palpable la llegada de turistas al país así como el crecimiento de la oferta, principalmente en hoteles y gastronomía.

“Los indicadores de gestión de turismo en El Salvador muestran el crecimiento en el nivel de ingreso, siendo al cierre del 2016 (US$1.183,43 millones) el más alto en los últimos 12 años y en la llegada de visitantes de 2.051.653, con un crecimiento del 4%, con respecto al 2015”, afirma Sury Velazco, jefa de Comunicaciones de la Corporación Salvadoreña de Turismo (Corsatur).

Antigua Catedral de Managua, Nicaragua.

Pese a los innumerables desafíos a los que se han enfrentado, en particular los relativos a la seguridad, los viajes internacionales siguen incrementándose hacia ese país.

El porcentaje de participación en la llegada de turistas por vía terrestre y vía aérea corresponde a 57% y 43% respectivamente. El crecimiento en el número de visitas aumenta la ocupación hotelera mensual y aumenta el volumen de empleos. En el caso de El Salvador este rubro aumentó en 2016 2,6% con respecto del 2015.

Estos datos también son positivos y alentadores en otros países como Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

En el caso de Nicaragua, las más recientes estadísticas del Instituto Nicaragüense de Turismo revelan que durante 2016 la cantidad de turistas que llegaron al país fue de 1.595.914, es decir 139.000 visitantes más que en 2015.

Esto se debe en parte a la reconstrucción que experimenta Managua, incluyendo el Puerto Salvador Allende, el Paseo Xolotlán, y diversas plazas comerciales y nuevos edificios de oficinas y condominios. Adicionalmente, la reactivacion del Volcán Masaya, ubicado a 30 minutos de la capital, aumentó las visitas de turistas nacionales y entranjeros que lo consideran una experiencia única.

El Arco del Convento de Santa Catalina es ícono de Antigua Guatemala.

El turismo ecológico y la riqueza de recursos naturales son dos de las principales atracciones que distinguen a Costa Rica. Con casi el 5% de la población activa dedicada al turismo, el sector aporta el 4,8% al PIB costarricense.

En Costa Rica, sin duda alguna, el turismo es el motor de desarrollo. Mauricio Ventura, ministro del ramo, afirma: “El turismo se consolida como el sector líder que impulsa el crecimiento de las exportaciones de servicios. Las ventas acumuladas de esta industria limpia en los 12 meses comprendidos entre abril del 2016 y marzo del 2017 alcanzaron un monto de US$8.792 millones, de los cuales el 45%(US$3.941 millones) corresponde al sector viajes y turismo”.

Ventura reafirma la importancia de esta actividad para la economía y para la sociedad costarricense, ya que genera 600.000 empleos directos e indirectos, lo que representa el 27% de la fuerza laboral del país.

El turismo que llega a la región centroamericana creció en 4,5% durante 2016 y los países donde ingresan más visitantes son: Costa Rica, Panamá, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Belice.

Sorprendente atardecer en Playa Barrigona, Guanacaste, Costa Rica.

“Panamá en los últimos dos años ha ampliado su oferta con turismo verde, extremo, de aventura, rural con las agrofincas, turismo deportivo, médico, de congresos y convenciones, turismo histórico y étnico. El lugar más visitado en la capital es el Canal, el Casco Antiguo, y la misma ciudad por su variedad de lugares para compras”, detalla Larabel González, jefa de Relaciones Públicas de la Autoridad de Turismo de Panamá.

La situación geográfica y un entorno muy favorable para hacer negocios colocan a Panamá como la tercera potencia turística en el índice de Competitividad de Viajes y Turismo 2017 del Foro Económico
Mundial. El turismo concentra casi el 9% de los empleos en Panamá.

Ante estas alentadoras cifras la meta de cada uno de los países es seguir creciendo y diversificando su oferta de una manera más sostenible.

Sobre Karla Echavarría

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Publicidad

ZEWS S.A.

Publicidad

400X90