Revista Vida y Éxito

[google-translator]
Home » Estilo de Vida » Migraña en costarricenses estaría altamente relacionada con hábitos alimenticios
Según especialista, hay una estrecha relación entre el consumo de gluten y padecimientos neurológicos como la migraña.

Migraña en costarricenses estaría altamente relacionada con hábitos alimenticios

¿Le ha pasado, al menos una vez a la semana, escuchar en su casa, lugar de trabajo o en el diario vivir, a alguna persona quejarse de la típica migraña o algún dolor de cabeza?

Esta escena es tan común en el país que posiblemente su respuesta a la pregunta anterior es sí. De acuerdo con la nutricionista Sofía Jenkins, del Centro Neuroespinal, ubicado en Plaza Itskatzú, la ingesta de gluten en Costa Rica es tan frecuente, debido a la abundancia de este componente en los alimentos que conforman nuestra dieta alimenticia.

Pero, ¿qué es el gluten y qué tiene que ver con el padecimiento en cuestión? Es la glucoproteína principal de uno de los compuestos alimenticios presentes en la mayoría de comidas que consumimos a diario; el trigo. De acuerdo con estudios y experiencias médicas, al gluten se le tiende a relacionar con un conjunto de patologías autoinmunes que se extienden a diferentes sistemas.

Según la Revista Neurológica, el gluten puede causar daño neurológico a través de varios mecanismos, uno de ellos es, por ejemplo, la toxicidad directa en la sangre por exceso de consumo.

Un dato alarmante es que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia mundial de la cefalea en la población adulta es de aproximadamente el 50%. La migraña, principalmente, suele aparecer en la pubertad y afecta al grupo entre los 35 y los 45 años de edad; siendo el género femenino el más propenso a padecerlo por el tema de influencias hormonales.

Ante tal panorama, quizá usted que ha padecido regularmente de este mal se pregunta qué hacer para sustituir o al menos disminuir el consumo de gluten en nuestra dieta. Cabe recalcar que, paradójicamente, este componente aporta al cuerpo humano vitaminas y minerales esenciales para el buen funcionamiento del mismo.

Para Jenkins, existe una variedad de alimentos que perfectamente pueden suplantar la fuente de vitaminas y minerales que aporta el gluten en su forma más común: el trigo, la cebada y la avena.

“Cuando se lleva una dieta libre de gluten, ya sea por enfermedad celiaca o por sensibilidad al gluten, se debe suplantar de manera que nuestro cuerpo reciba todos sus nutrientes ya sea por medio de frutas, vegetales, proteínas y carbohidratos”, mencionó la nutricionista.

Alimentos sustitutos

Estos alimentos sustitutos podrían bien ser:

Hígado: aporta Cromo.

Leguminosas, hígado, frutas, y vegetales de hojas verdes: aportan Folato.

Carne de res, carne blanca, huevo, leguminosas y vegetales de hojas verdes: aportan Hierro.

Vegetales de hojas verdes, manzanas, plátanos, melocotones y mariscos: aportan Magnesio.

Carnes de res, carne blanca, y huevos: aportan Niacina.

Carne de res, pescado y huevo: aportan Fósforo.

Frutas, vegetales, carnes blancas: aportan Potasio.

La mayoría de familias costarricenses presentan una ingesta elevada de harinas refinadas (pan blanco, repostería, galletas, tortillas de trigo, pizzas, pastas, helados, hamburguesas, etc.) lo cual genera un consumo elevado de gluten, contribuyendo a la propagación de jaqueca.

Para la nutricionista, existe en Costa Rica un alto desconocimiento en cuanto a la educación nutricional y la importancia de la misma. Gran parte de las causas de una nutrición deficiente son actitudes y malas prácticas alimenticias.

Sobre Redaccion

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Publicidad

ZEWS S.A.

Publicidad

400X90