Revista Vida y Éxito

[google-translator]
Home » Destacadas » ¿Cómo elegir los anteojos?
La creciente demanda por el uso de lentes ha originado un pujante mercado donde confluyen la salud ocular y la moda.

¿Cómo elegir los anteojos?

La forma del rostro, el tamaño y el estilo de los lentes, el color y grosor del marco son algunos de los aspectos que, según los expertos, tenemos que considerar a la hora de seleccionar los que deseamos usar.

Popularmente se dice que los ojos son la ventana del alma y que no saben ocultar nuestro estado
de ánimo. Dependiendo del tamaño, color y forma que tengan, se pueden interpretar características de nuestra personalidad a través de ellos.

Para elegir la armazón o el aro adecuado, hay que tener muy clara la morfología del rostro.

Para tener unos ojos sanos es necesario brindarles cuidados básicos y uno de los principales es mantener en óptimo estado nuestra visión. Estos pequeños órganos con forma esférica, que miden 2,5 cm de diámetro, cumplen una importante función, detectan la luz y transforman la energía lumínica en señales eléctricas que son enviadas al cerebro por medio del nervio óptico.

El trabajo de estos órganos es muy grande, de las 8.640 horas del año, en promedio estamos con los
ojos abiertos 5.500 horas, ya que la vista solo descansa cuando dormimos y parpadeamos.

Con los nuevos estilos de vida y prácticas laborales, la mayoría de la gente que trabaja en oficina, pasa cinco o más horas del día bajo la influencia de la luz azul de alta energía de los aparatos, la cual resulta nociva porque puede causar daño a la retina.

“Hoy en día las personas, principalmente los niños, están teniendo muchas complicaciones a nivel visual por el uso extenso de aparatos electrónicos. Esa nueva práctica afecta muchísimo la visión
porque al acercarse tanto los aparatos a los ojos, estos empiezan a enfocar diferente y se produce miopía, lo podemos ver a corta edad, en niños de seis y siete años; antes, eran enfermedades hereditarias y no se producían por aspectos externos”, explica Melania Astúa, optometrista y encargada de capacitación en Opticas Visión en Costa Rica.

De acuerdo con la experta, la cercanía a los aparatos y la influencia de la luz azul, que es dañina,
puede ocasionar a largo plazo una enfermedad que se llama degeneración macular. Está relacionada
con la edad y es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda.

Todos estos factores hacen que, cada día, todo tipo de pacientes, desde niños hasta adultos, se vean en la necesidad de buscar ayuda con los especialistas para ver mejor y eso los lleva a un diagnóstico que
recomienda el uso de anteojos.

Cuidados básicos

No quitarse los anteojos con una sola mano, con este movimiento se puede estirar las articulaciones de las patas y se puede llegar a deformar y aflojar. Lo correcto es usar las dos manos.

Para limpiarlos son ideales los aerosoles y líquidos especiales de limpieza para gafas que venden en
las ópticas, si no, con jabón regular que sea suave que no desgasten ni afecten los aceites del plástico
de los aros ni que manche los vidrios; enjuagar preferiblemente con agua fría y secar con toalla o pañuelos especiales dedicados para esto.

Programar un mantenimiento regular en tu óptica preferida, por lo general los cambios de temperatura y la manipulación que se les da a los anteojos pueden llegar a deformar los aros, por lo que es ideal que cada seis u ocho meses se lleven los anteojos para un pequeño ajuste en la óptica.

Tener de 2 a 3 pares de lentes y rotar su uso, aplaza el desgaste de los materiales, prolonga su tiempo de vida, evita que se deformen más rápido y en caso de que se rompan o pierdan tendrá un repuesto.

Sobre Karla Echavarría

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Publicidad

ZEWS S.A.

Publicidad

400X90